La familia de Alejandro López todavía no puede entender la muerte del joven de 18 años en barrio Ferreyra después de pisar un cable tirado en la calle.

“No duermo, no descanso, no caigo todavía”, afirmó el padre en diálogo con Canal 10 sobre lo ocurrido el 19 de febrero pasado.

El hombre también aseguró que el cable que pisó su hijo se encontraba así desde hace 10 años. “A los dos días vino EPEC y cambió todos los cables y los postes”, remarcó Marcelo López.

El abogado Gustavo Flores, quien representa a la familia, entiende que se trató de un “homicidio culposo” y agregó que la Justicia deberá “establecer las causas y cadena de responsabilidad por parte de EPEC”.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here