El presidente Alberto Fernández recibió en la Casa Rosada a representantes de la Cooperativa Integral, a los fines de conocer de primera mano la situación en la que se encuentra la institución.

La reunión se realizó el miércoles 3 de febrero, causando sorpresa a nivel local y provincial. Participaron el asesor presidencial Ricardo Forster, y por parte de la COOPI la vicepresidenta del Consejo de Administración, Alicia María Clérico; y trabajadores y trabajadoras de la institución, entre ellos el gerente General, Rodolfo Bautista Frizza; el exgerente Alejandro Eguiguren; el coordinador del Departamento de Comunicación, Jorge Boido y la trabajadora Ana Carla Melacrino.

El encuentro se extendió casi dos horas, donde el presidente escuchó con atención e hizo varias preguntas para interiorizarse no solo del conflicto que atraviesa a la Cooperativa, sino también su trayectoria de 57 años.

Su gran interrogante en la reunión fue cómo podía él, como presidente de la nación, ser útil en la búsqueda de caminos de solución. Se evaluaron varios caminos y quedaron abiertas posibilidades que el presidente analizará e implementará.

Al día siguiente de que se conociera la noticia, el propio presidente hizo pública su preocupación por la situación de la COOPI al retuitear un posteo de la COOPI en su cuenta en Twitter sobre el encuentro.

“Me preocupa la situación que enfrentan”, escribió el presidente. Y planteó: “Confío en que junto al gobierno municipal y provincial encuentren una solución. En pandemia debemos preservar el buen servicio tanto como la continuidad de cada puesto de trabajo”.

Para el gerente general de la COOPI, Rodolfo Frizza, la reunión permitió poner al tanto al presidente de que el rechazo del municipio a que la COOPI siga siendo la prestadora del servicio de agua pone en riesgo la existencia misma de la cooperativa.

“Mantuvimos mucho cuidado en la comunicación previa de la reunión, por respeto al presidente de la nación. No sabíamos la dimensión pública que el presidente quería darle. Por eso a muchos les sorprendió. Los más sorprendidos fuimos nosotros, que nos reciba el presidente de la nación después de intentar el diálogo en esta ciudad por más de 11 años. Empezamos a hablar de caminos concretos a transitar. Le sorprendió gratamente todo lo que le contamos de la cooperativa”, dijo y remarcó: “El presidente se quedó convencido que la COOPI es una apuesta a la vida”.

También manifestó su preocupación por la presentación hecha ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “Reconoció que es una demanda que también involucra al Estado nacional y dijo que no quisiera que llegara la cautelar y que hay que evitarla si dialogamos antes. Tampoco quisiera que llegara cuando ya no tenga remedio”.

En este sentido afirmó que el presidente “se pronunció a favor del diálogo”. “Concretamente dijo “voy a hablar con las autoridades provinciales, voy a hablar con el gobernador de la provincia””, detalló.

“El presidente no niega que el intendente pueda firmar un decreto para destruir a la cooperativa. Reconoció que los que tienen que firmar decretos y proponer leyes, los tiene que avalar que están tutelando el bien común. Por eso entendió que es grave la situación”.

Nota correspondiente a la edición n° 562 del periódico La Jornada, del 24 de febrero de 2021.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here