El 31 de diciembre habían caducado los contratos del personal Municipal de Villa Carlos Paz. Las renovaciones llegaron recién a finales de la semana pasada y, a pesar de las reiteradas protestas públicas y presentaciones judiciales, el Municipio continúa empecinado en perpetuar la situación de precariedad de años para con sus trabajadoras/es técnicos, profesionales, etc.

Además de ello, el ejecutivo Municipal -en una muestra de discrecionalidad increíble- aún no depositó el 10 por ciento anunciado públicamente y, en áreas como enfermería, dicho aumento aparece como “adicional” por un “período de tres meses”, no como parte del básico del precario contrato.

“Es una nueva afrenta de un Gobierno que no tiene ningún tipo de voluntad de resolver la situación: continúa precarizando, persiguiendo, haciendo “como si” hubiera acuerdos cuando en realidad no hay ninguna mejora en ninguno de los puntos reclamados por trabajadoras y trabajadores”, manifestó Federico Giuliani, Secretario General de ATE Córdoba. “Por eso, expresamos nuestro más profundo repudio a este nuevo fraude hacia las personas que hace años trabajan en relación de dependencia con la Municipalidad, por más que el Municipio mantenga niveles de precariedad inauditos, pidiendo facturas de monotributos o confeccionando contratos de tres meses como si fueran trabajadores eventuales”, completó Giuliani.

Precariedad salarial

Los salarios en la Salud Pública de Villa Carlos Paz también son motivo de preocupación: a la enorme precariedad contractual de contratos que son renovados -o no- cada seis meses sin mediar más razones que la discrecionalidad del funcionario político de turno, debe agregarse niveles salariales que no están acordes a las tareas desarrolladas por los profesionales que prestan servicio tanto en el Hospital Sayago como en los CAPS.

“En lo que se refiere a las y los trabajadores que están en planta -solo el 17 por ciento del personal de salud lo está-, observamos que la cuestión salarial es un problema: un fisioterapeuta con 13 años de antigüedad y 20 horas de dedicación semanal, cobra $34 mil pesos; un Licenciado en Producción de Bioimágenes con 3 años de antigüedad y 30 horas, cobra $30 mil; un médico con 12 años de antigüedad y 30 horas semanales, cobra $51 mil. Esos montos distan muchísimo de lo que pensamos deben ser salarios acorde a las tareas que cumplen nuestras trabajadoras y trabajadores de la primera línea”, expresó Giuliani.

El 83 por ciento de la planta de la Salud en Villa Carlos Paz está precarizada. Una pediatra, con 30 horas semanales (casi dedicación exclusiva) facturó $54 mil pesos -incluido el 5 por ciento de aumento de diciembre-, a los que se deben descontar los gastos de aportes  y matriculación que son realizados por el mismo profesional. “La situación de monotributistas es aún peor, no puede seguir sucediendo”, concluyó el Secretario General de ATE Córdoba.

Cabe recordar que este viernes, desde las 20, se realizará en pleno centro de Villa Carlos Paz la denominada ‘Marcha de Antorchas‘ para reclamar por la situación en el área de salud.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here