El intendente Daniel Gómez Gesteira encabezó este martes una conferencia de prensa que se caracterizó por su perfil extorsivo en relación a la Coopi, el SIPOS y la oposición en su conjunto a la que acusó de querer ‘desestabilizar’ al gobierno.

El mandatario se victimizó en el marco de una estrategia que claramente busca deslindar responsabilidades en el conflicto por el servicio de agua, sobre todo en relación a los trabajadores de la COOPI.

Acompañado por el Asesor Letrado, Darío Pérez, el secretario de Gobierno y Coordinación, Darío Zeino, el secretario de Desarrollo Urbano Ambiental Gustavo García Setti y concejales del bloque de Carlos Paz Unido, Gómez Gesteira ratificó que el próximo 26 de febrero el municipio asumirá la prestación del servicio de agua, y que desde marzo las boletas tendrán una reducción del 50%, aunque no dio precisiones sobre cómo llegaron a ese cálculo.

‘Hemos asumido la responsabilidad de pensar en los trabajadores de la Coopi’, dijo, haciendo gala de una bondad encomiable. Y planteó que envió al Concejo de Representantes un proyecto de ordenanza para tener la posibilidad de que trabajadores de la COOPI ‘esenciales para el servicio de agua puedan ser contendidos en las mismas condiciones que hoy tienen’, como escala salarial, antigüedad, representación sindical, etc.

Precisó que para ser aprobado el proyecto necesita ‘mayoría agravada’ (en realidad se habla de 10 votos, lo que configura mayoría extraordinaria) por lo que llamó a la ‘responsabilidad de todos los concejales’.

‘De no aprobarse se asumirá esa responsabilidad dentro del sistema público’, señaló. Es decir, en absolutas condiciones de precarización.

Nunca explicó Gómez Gesteira cómo es que pretende realizar una excepción a la Carta Orgánica Municipal (el artículo 103 detalla taxativamente las formas de empleo municipal) a través de una ordenanza. Y cuando fue consultado sobre esto, sólo repitió que ‘necesita mayoría agravada’.

Exconvencionales constituyentes y concejales de las minorías ya adelantaron que este proyecto viola lo dispuesto por la Carta Orgánica, que en ningún lado prevé excepciones a sus disposiciones.

Sí figura la posibilidad de realizar excepciones a una ordenanza (mayoría extraordinaria, doble lectura y audiencia pública) y el oficialismo intenta forzar la inclusión del proyecto en este mecanismo.

Gómez Gesteira, una vez más, optó por victimizarse y acusó a la oposición, a la dirigencia de la Coopi, y a los sindicatos SIPOS y ATE de querer ‘desestabilizar’ a su gobierno. ‘Piensan en 2023’, acusó, respecto a la próxima elección de autoridades municipales.

Así las cosas, la discusión de fondo en el Concejo de Representantes tendrá lugar este jueves cuando el oficialismo impulse el proyecto para su tratamiento en la habitual sesión ordinaria.

Nota a trabajadores

Este lunes, varios de los trabajadores de la Coopi recibieron una nota firmada por el intendente en la misma línea de lo expresado en la conferencia de prensa.

Se plantea el proyecto a tratar el jueves como la única manera de garantizar el mantenimiento de las actuales condiciones para los que quieran ser absorbidos por el municipio y se responsabiliza a la oposición por un eventual fracaso.

Pura extorsión.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here