El gobierno de Córdoba, en conjunto con intendentes de distintas localidades, no adherirá al pedido del presidente Alberto Fernández de restringir la circulación nocturna. No obstante, se acordó intensificar los controles de las fiestas clandestinas y ampliar el número de testeos ante el imparable crecimiento de los casos de Covid19 en la provincia.

Las medidas serán anunciadas por el gobernador Juan Schiaretti en la tarde de este jueves, cuando el Ministerio de Salud dé a conocer el cuadro de situación respecto a la pandemia en la provincia de Córdoba.

De esta manera, Schiaretti se diferencia una vez más del gobierno nacional, asumiendo los costos que implica no adherir a una medida como el “toque de queda sanitario” para tratar de contener la propagación del coronavirus. 

En su lugar, la provincia promete intensificar los testeos y aplicar una política más agresiva de seguimiento de casos, para demorar lo más que se puedan las restricciones tratando de no afectar la temporada turística.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here