En el comienzo de la temporada de verano, y con la reapertura del turismo desde todo el país hacia Córdoba, que rige desde el 1 de enero, en la ciudad de La Falda se activó por primera vez el protocolo de actuación en relación a una familia de turistas, en la que uno de sus integrantes presentó síntomas y luego dio positivo de coronavirus tras los hisopados correspondientes, que se llevaron adelante en el nosocomio local.

La familia, oriunda de Comodoro Rivadavia, retornó en su vehículo hacia su lugar de origen y de esta manera, suspendió sus vacaciones, dejando el complejo de cabañas en el que se alojaba.

Las recomendaciones de autoridades de turismo, como de las asociaciones hoteleras y cabañeras para estos casos, es reconocer al turista los días de estadía que le restan para concluir su visita, ya sea a través de la devolución del dinero o por medio de una nota de crédito para que hagan uso de los días de alojamiento en otro momento.

La novedad fue confirmada a Cba24n, tanto por el secretario de Salud de la Municipalidad de La Falda, Fabio Menite, como por la secretaria de Turismo de la localidad, Luciana Pacha.

En este momento, el nivel de ocupación en La Falda, de acuerdo a datos oficiales, está en el 35 por ciento, aunque las reservas para enero superan el 50 por ciento de la oferta de alojamiento de la localidad. 

Igualmente, el movimiento en comercios, bares y restaurantes es intenso desde hace más de una semana, tanto en La Falda, como en localidades aledañas, como Valle Hermoso, Huerta Grande, Villa Giardino, La Cumbre y Capilla del Monte.

Luego de casi un año en el que el sector turístico se vio fuertemente golpeado por las restricciones que exigió la pandemia, la actividad experimenta un repunte esperado aunque todavía no es suficiente para amortiguar el impacto que la crisis generó, en una zona de la provincia en la que el turismo es el principal motor.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here