El presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, el titular de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, y el gobierno de la Provincia de Córdoba acordaron que el partido final de la Conmebol Sudamericana se dispute sin la presencia de público. La medida busca evitar la exposición de miles de personas a un eventual contagio de Covid-19, en atención a la pandemia actualmente en curso.

La Conmebol apostó desde el inicio de la pandemia a lograr el retorno del fútbol, pero en un marco de seguridad, priorizando la salud y la integridad de todos los miembros de la familia del fútbol sudamericano, desde jugadores hasta hinchas, pasando por empleados y periodistas. La decisión de llevar a cabo el partido decisivo de este torneo continental es coherente con esta visión.

Así también lo han entendido la AFA y el gobierno de la Provincia de Córdoba. Los partidos de los torneos locales y los internacionales de clubes y selecciones se juegan sin público en la Argentina, prácticamente desde el inicio de la pandemia.

La final de la Conmebol Sudamericana se jugará el 23 de enero en el estadio Mario Alberto Kempes. Será la segunda vez que esta competición conocerá a su campeón a través de una final única, luego de la que fue realizada en Asunción en el 2019.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here