A instancias de la agrupación Jóvenes Transformando, el Parlamento Juvenil aprobó por unanimidad el 19 de noviembre impulsar un proyecto de ordenanza que designa con el nombre de Franco Amaya a la plaza ubicada en la esquina de Av. Perón y Los Gigantes.

La iniciativa había sido presentada inicialmente por Laura Cortez, madre del joven, en mayo del 2019 ante el Concejo de Representantes. El pedido iba acompañado de centenares de firmas, pero no logró que ningún edil se hiciera eco.

Mirko Quinteros, parlamentario de la agrupación, fue el encargado de la defensa del proyecto. “Laura es ejemplo de lucha, de fortaleza. En un momento de gran injusticia y dolor cuando le arrebataron la vida de su hijo, ella supo levantarse y abrazar una causa para hacer del dolor y angustia una fuerza irrevocable y marchar en pos de justicia”, escribió el joven en su perfil en Facebook.

El proyecto fue aprobado por unanimidad por los parlamentarios juveniles y ahora pasará al Concejo de Representes.

Laura manifestó su alegría porque el proyecto haya dado un paso importante en la concreción. “Estoy feliz. Esto es por la memoria de mi hijo”, dijo y le dio un mensaje a las y los concejales que ahora tienen en sus manos el tratamiento: “Les pido que aprueben este proyecto. Yo no quiero que mi hijo sea famoso. Quiero que haya memoria. Quiero que sepan que ahí mataron a un pibe lleno de vida, lleno de proyectos, con muchas ganas de vivir. Para que la gente sea consciente y para que no pase otro caso más. Para que no haya otro Franco. El dolor que una madre siente es insoportable y sé que no se me irá nunca. Esto es una lucha para toda la vida. No me gustaría que otra madre pase por lo que yo estoy pasando”.

Nota correspondiente a la edición n° 559 del periódico La Jornada, del 25 de noviembre de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here