Adriana Condori, mamá de Camila Liendro, caminó 44 kilómetros -desde Playas de Oro hasta la Fiscalía General de la provincia en la ciudad de Córdoba- para reclamar el esclarecimiento de la muerte de su hija. Camila tenía 15 años y falleció el 22 de julio de 2019. Padecía el síndrome de Guillain Barré, un trastorno del sistema inmunitario que ataca a parte del sistema nervioso.

Adriana inició una causa penal por mala praxis entendiendo que ni en el hospital municipal Gumersindo Sayago ni en el sistema privado de salud la atendieron como correspondía.

Para visibilizar su demanda y reclamar celeridad en la investigación judicial, Adriana caminó los 44 kilómetros desde Playas de Oro hasta la Fiscalía General, en Córdoba capital. Partió el jueves 5 de noviembre a las 22:00 y tuvo una primera parada frente al Hospital Gumersindo Sayago, donde dejó mensajes pidiendo “basta de mala praxis” e instando a los médicos a “valorar la vida”.

“Hice esto para demostrarle a la sociedad y a los entes responsables que yo no estoy sentada esperando una respuesta. Necesito que la causa se siga moviendo. Esta caminata fue larga, pero estaba muy segura de cada paso que dábamos. Hubo momentos donde no sentía mis pies. Pero en mi cabeza estaba firme la decisión de llegar. En varios puntos le pedí a mi negra que no me abandone”, relató Condori sobre la travesía.

La mujer llegó a Tribunales pasadas las 11:00 de la mañana del viernes 6. La respuesta que recibió por parte de Fiscalía General es que solicitarán un informe detallado del estado de la causa a la Fiscalía 3 de Villa Carlos Paz (a cargo de Jorgelina Gómez), responsable de la investigación.

“Les van a pedir detalles sobre lo que hicieron y qué piensan hacer. Es un compromiso que hicieron de la Fiscalía. Ahora hay que confiar y esperar. Entiendo que hay muchos casos y que el mío no es el único. Pero soy consciente que si pasa una determinada cantidad de tiempo y no hay novedades, me verán de nuevo manifestándome”, advirtió la mujer.

Otra denuncia

La denuncia pública de Adriana ha motivado a otras familias a hacer pública su demanda. Tal es el caso de Vanesa Godoy, vecina de San Antonio de Arredondo, que denuncia que su esposo Sergio Carlos Racca (39 años) falleció en el Sayago por falta de atención.

El hombre concurrió al hospital por una infección bucal y tras 16 días, murió. El hecho ocurrió el 16 de junio de 2018. Por esta muerte hay abierta una investigación judicial que se encuentra en el Fiscalía 1 a cargo de Ricardo Mazzuchi.

Vanesa también concurrió a Fiscalía General con Adriana Condori, solicitando que también se investigue el estado de su causa. “Las causas y las pruebas, están. Sin embargo, no se avanza en esclarecer qué paso. Pedimos que las causas avancen”, expresó la mujer a VillaNos Radio.

La familia apunta a la responsabilidad de seis profesionales que intervinieron en la atención de su esposo. “Necesitamos que la justicia determine la mala praxis que hubo”, dijo Godoy y aclaró que todos los profesionales involucrados siguen ejerciendo la medicina al día de hoy.

Nota correspondiente a la edición n° 559 del periódico La Jornada, del 25 de noviembre de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here