Por Evelina RamírezFoto: Luis Tórtolo

Resulta difícil y doloroso poner en palabras lo sucedido con el querido doctor Jorge Herrou. “El pediatra de tres generaciones”, “el médico del pueblo”, “desde la ciencia médica pudo también cuidarnos no solo las enfermedades de nuestro cuerpos, sino también de lo enfermo que está el mundo”, “un dirigente vecinalista y cooperativista extraordinario”, “un hombre que decía como pensaba y hacía como decía”.

Estas y muchas otras expresiones circularon por las redes sociales, tras conocerse la noticia de su fallecimiento ocurrido la noche del 11 de octubre.

Murió de coronavirus. El primer médico de Villa Carlos Paz que fallece producto de esta enfermedad que está causando estragos en el mundo y que, pese a ello, aun existen personas que niegan la peligrosidad de esta pandemia.

A pesar de tener edad para jubilarse y de ser grupo de riesgo, siguió atendiendo a sus “pacientitos” en el consultorio del Instituto Médico Privado. Siguió firme, en la primera línea de fuego. Arriesgándose para seguir garantizando el derecho a la salud y fundamentalmente trabajando por la vida.

“Estamos de luto. Debemos despedir con sumo dolor a uno de los mejores pediatras y esencialmente de las mejores personas de la ciudad, el Dr. Jorge Herrou, quien fue un ejemplo emblemático de lo que debe ser una persona de bien, humilde, paciente, solidario, austero, estudioso, comprometido con sus pacientes y con la sociedad (…). Hoy despedimos con el dolor inmenso que se despide a un amigo, a un hermano y a un compañero incansable en el ejercicio de la medicina”, expresaron desde la institución médica, que también tuvo el gesto de dejar unas cajas para que la gente –grandes y chicos- acerque su mensaje de despedida al “Doc”.

Muchísimas personas reconocieron y agradecieron su entrega. Las frases “atendía a cualquier hora”, “siempre estuvo disponible”, “me atendió a mí de chico y ahora atiende a mis hijos” fueron las que más se repitieron entre los cariñosos recuerdos compartidos por vecinos y vecinas. Las redes sociales fueron el instrumento para hacer llegar a la familia un abrazo comunitario, colectivo para acompañar en este triste momento.  

Jorge Herrou nació en La Falda y con 21 años se vino a vivir a Villa Carlos Paz en el año 1966. Al igual que su padre José, eligió la medicina y la especialidad en pediatría. El 15 de marzo del año pasado cumplió 50 años en la profesión. “Tuve la inmensa suerte de que mi padre fuera pediatra y él me dio una gran mano. Primero ayudándome en los estudios y después como orientador y formador de mi carrera. Los primeros años fueron al lado de mi padre. Él atendía unos días y yo otros, y juntos teníamos un consultorio”, recordó el profesional en una entrevista realizada por VillaNos Radio en marzo del 2019.  

“En estos 50 años debó haber hecho unas 190 mil consultas, que no es poca cosa”, dijo calculando y añadió: “Aún hoy sigo trabajando porque es algo que me gusta. Creo que se puede dar una mano a mucha gente tanto en la tarea pública como privada. No se trata sólo de simples niños o lactantes, sino que detrás de ese niño está a familia con su problemática, que viven momentos de felicidad o de tristeza, y eso hay que tenerlo en cuenta”.

Consultado sobre la elección de la especialidad, reiteró la importancia que en su formación tuvo su padre. “Él fue pediatra y murió haciendo pediatría. Hasta un día antes de su muerte estuvo trabajando. Mi padre fue el gran faro que iluminó mi camino”, expresó.

Enfermedades sociales

Herrou no fue solo un destacado profesional médico. Fue también un ciudadano comprometido. Al igual que su padre, militó en las filas del Partido Comunista, siendo candidato a intendente en los 80 y fue parte activa del viraje partidario durante el 16 congreso. “Por su militancia partidaria fue perseguido detenido y llevado al campo de detención clandestino de Campo de la Rivera durante la última dictadura cívico-militar. Hoy lo despedimos con profundo dolor pero con la certeza de que su andar por el mundo seguirá siendo fuente de inspiración para las nuevas generaciones de luchadores”, recordaron a través de un comunicado desde el Partido Comunista.

También fue un activo militante cooperativista. De hecho, hasta sus últimos días fue el secretario del Consejo de Administración de la Cooperativa Integral. “Fue visionario de necesarias políticas sanitaristas, cooperativista de alma, soñador y luchador. Partió dejando la huella de la solidaridad, la generosidad y la entrega por la construcción de un mundo mejor. Se fue un servidor. Otro compañero de camino, de esos imprescindibles que seguirán marcándonos horizontes en el rumbo a transitar para la construcción de la gran fraternidad”, destacaron desde la COOPI a través de un comunicado.

Alejandro Eguiguren, asesor del equipo gerencial de la COOPI, recordó también que Herrou desarrolló una titánica tarea médico-gremial, siendo fue co-fundador del Colegio Médico de Punilla y de Carlos Paz, del que fue su presidente. “Fue impulsor del Sistema Local de Salud desde su presidencia en el colegio profesional (Si.Lo.S) una alianza estratégica entre la Coopi y el Colegio Médico, al que luego sumaron a otras colegiaturas, a las clínicas y sanatorios privados. Por desgracia no pudo concretarse por la mezquina acción de algunos colegas médicos encabezados por el también pediatra Vázquez Centa que lograron que el Colegio Médico se bajara del proyecto. A partir de este fracaso Jorge desarrolló desde el Colegio Médico una obra social local PreViMed, y desde la Coopi el Banco Solidario de Sangre”.

“Abrazó con pasión el visionario proyecto de Pedro Cassano -propietario del Sanatorio Carlos Paz, luego Punilla- de coordinar con las otras clínicas y sanatorios privados una entidad que no solo prestara servicios a la gente que podía pagarlos por si o a través de obras sociales,  sino a los sectores vulnerables, proyecto que solo pudo llevarse adelante en la clínica de su propiedad, porque los propietarios de los otros establecimientos no se sumaron privilegiando la lógica mercantil. En el sanatorio Carlos Paz-Punilla atendió por años compartiendo el proyecto de Pedro Cassano hasta que el sanatorio abandonó la lógica altruista inicial y poco a poco se fue transformando en un sanatorio mercantilizado como el resto”, recordó Eguiguren.

Herrou fue, además, un gran dirigente vecinalista, representando a su barrio Villa Independencia. Desde ese lugar impulsó junto a otras entidades barriales y la Mutual de Taxis el Programa de Prevención de Enfermedades Cardiovasculares. Como presidente de esa institución, impulsó el trabajo de recuperación de la historia del barrio, contada por sus vecinos y vecinas con el aporte del grupo “Huellas de la Historia” y que dio como resultado el libro “Villa Independencia: de villa turística a barrio de la ciudad de Villa Carlos Paz”.

Jorge Herrou es de las personas que no mueren, sino que quedan sembradas en los corazones. Queda en nosotros que su entrega, su sentido humanista y su compromiso social sean el motor para emprender las acciones que nos lleven a hacer de éste, un mundo mejor.

¡GRACIAS por todo, doc!

El Banco de Sangre de la Coopi llevará el nombre “Dr. Jorge Alberto Herrou”

Durante la reunión el cuerpo social de la Coopi realizada el lunes 19 de octubre, se brindó un sentido homenaje al Dr. Jorge Alberto Herrou, quien tenía una extensa trayectoria en la institución y se desempeñaba como secretario del Consejo de Administración al momento de su fallecimiento.

En reconocimiento a su destacada labor como médico pediatra, a su solidaridad, generosidad y entrega permanente, el Consejo de la Administración y el colectivo de delegados y trabajadores decidió renombrar el Banco de Sangre de la Coopi como “Banco Solidario de Sangre Dr. Jorge Alberto Herrou”.

“Significa un inmenso orgullo que nuestro Banco de Sangre, símbolo de solidaridad en toda la región, lleve el nombre de quien fue visionario de necesarias políticas sanitaristas, cooperativista de alma y luchador por las causas justas y la construcción de un mundo mejor”, señalaron desde la institución.

En el Concejo

El concejal Gustavo Molina (Capaz) presentó un proyecto para designar con el nombre de Dr. Jorge Alberto Herrou al Centro Infantil Municipal N°6, ubicado en Barrio Miguel Muñoz B. La propuesta pasó a comisión.

Nota correspondiente a la edición n° 558 del periódico La Jornada, del 28 de octubre de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here