Un dictamen de la Comisión Fiscalizadora de Carlos Paz Gas concluye que sería ‘absolutamente un despropósito no darle continuidad’ a la empresa que actualmente presta el servicio de gas natural en nuestra ciudad.

El documento, que fue elevado al Concejo de Representantes, al departamento ejecutivo municipal y a la Cooperativa Integral, lleva las firmas de los síndicos Hernán Santa Cruz (por la minoría estatal) y Julio César Martínez (Coopi). El representante del oficialismo, Ramón Montenegro, no asistió a la reunión por lo cual la decisión se tomó por mayoría.

El planteo se relaciona directamente con el vencimiento del contrato societario (el 30 de noviembre) y la posibilidad cierta de que si la empresa mixta se disuelve, el servicio vuelva a ser privatizado.

Vecinos se han expresado por estas horas a través de una solicitada, y firmando también una petición en el sitio change.org, a favor de la continuidad de Carlos Paz Gas.

Este viernes, desde las 10 en el salón Auditorio del Palacio 16 de Julio, se llevará a cabo la segunda convocatoria a la asamblea de socios donde el tema debe definirse.

‘Para continuar debe haber voluntad concurrente de ambos socios. Hoy nos encontramos en un momento especial, estratégico, en lo que hace a la prestación del servicio. No es una cuestión que pueda resumirse en términos jurídicos, estatutarias y societarios’, opinó Martínez en diálogo con VillaNos Radio. Y subrayó que Carlos Paz Gas ‘es una empresa que tiene una fuerte sustentabilidad social y política ya que su constitución fue un logro de toda la comunidad y está asentada sobre las dos principales instituciones de la ciudad como son la municipalidad y la Coopi’.

Definió el servicio de gas natural como una herramienta ‘que hace a la calidad de vida de todos los vecinos’, y recordó que cuando estuvo en manos privadas, ‘en aquel momento Roggio (Emprigas), las ganancias se llevaban fuera de la ciudad’.

‘Hoy esas utilidades quedan en la comunidad a través de obras’, puntualizó, en referencia a que por estatuto ninguno de los socios puede sacar las ganancias que deja la empresa hasta no finalizar la obra de gas en todos los barrios de la ciudad.

‘En síntesis esto es lo que está en debate. Un emprendimiento social y colectivo, cuyos titulares son los mismos ciudadanos, o entramos en una situación donde no sabemos dónde va a ir a parar esta prestación estratégica’, advirtió.

Sobre la conclusión de los síndicos en tanto ‘es absolutamente un despropósito no expresar voluntad de darle continuidad a esta sociedad’, Martínez destacó que es la postura institucional, y así se informó a todas las partes involucradas.

Respecto a la asamblea de socios anticipó tres escenarios posibles: que los representantes del municipio no asistan (como ya sucedió en la primera convocatoria), lo que configuraría ‘una irresponsabilidad jurídica hacia dentro y hacia afuera’ y que tácitamente, condenaría a Carlos Paz Gas a su desaparición; que vayan y explícitamente planteen disolver la empresa; o que se presenten y se abra un cuarto intermedio ‘para ver si las partes acercan posiciones en cuanto a las condiciones que se deberían dar para darle continuidad a la empresa’.

‘Nosotros entendemos que están dadas las condiciones para seguir. El balance que expone socialmente Carlos Paz Gas debe ser considerado a la hora de fundamentar por qué debe continuar. No solo triplicamos los metros de red domiciliaria y duplicamos la cantidad de usuarios, si no que las utilidades quedan en la ciudad a través de obras’, insistió.

En este punto advirtió que la disolución de la firma ‘abre la incertidumbre sobre un impedimento para realizar mayores obras, paralización de las que están en marcha y el destino de las utilidades’. Además del futuro de los trabajadores, que es ‘un punto central del debate’.

Para Martínez, ‘ubicarse en la hipótesis de no manifestar voluntad positiva de un emprendimiento de este tipo sería atribuible a una mezquindad particular, personal, propia de aquellos personajes que están hurgando en las paredes para ver de qué manera generan un beneficio propio, dejando de lado un horizonte colectivo’.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here