Entre las medidas dispuestas para frenar contagios de coronavirus en Córdoba desde principio de semana fue la restricción a los cultos, en principio hasta el 26 de octubre.

Frente a esta situación, el arzobispo de Córdoba, Carlos Ñáñez, emitió un comunicado afirmando que las sedes de la Iglesia Católica en los seis departamentos alcanzados no se adecuarán a la medida y celebrarán misas como hasta el momento.

“Ante la perspectiva de suspender las celebraciones litúrgicas, he recurrido a la autoridad provincial, manifestando mi malestar y mi propósito de no acompañar esas medidas, que estimo exageradas, y que afectan a la salud espiritual de las personas, especialmente en un tiempo de cuarentena prolongada. Es mi deseo seguir solicitando un diálogo franco sobre el particular con las autoridades”, expresó Ñáñez.

Asimismo, indicó que no ve dificultad en atender “la imperiosa necesidad espiritual de todos los fieles” observando las medidas protocolares dispuestas para la celebración de cultos.

“Los responsables de cada comunidad, con la ayuda de los consejos pastorales, deberán discernir el modo de concretar el acompañamiento espiritual de los fieles, y en la eventualidad de estar ante posibles contagios, suspender esas iniciativas hasta el total restablecimiento de la salud de sus integrantes”, expresó.

Cba24n

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here