Durante una sesión extraordinaria que tuvo lugar el pasado jueves 23 de julio, el Concejo de Representantes aprobó en segunda lectura la Cuenta General del Ejercicio 2019.

La decisión se tomó por mayoría con los únicos votos del bloque de Carlos Paz Unido, cuyos integrantes se turnaron para responder a las críticas y realizar una encendida defensa de la ‘Gestión Comunitaria’ que, en varias ocasiones, los llevó a hacer referencia a temas de muchos años atrás, aunque lo que se estaba tratando tenía que ver exclusivamente con lo ocurrido en 2019.

En este sentido vale acotar que el Tribunal de Cuentas dictaminó (también por mayoría, con el voto en contra del vocal de la minoría) que “del análisis de la Cuenta General del Ejercicio 2019 con cierre al 31/12/2019; surge que la misma refleja razonablemente (…) la ejecución del Presupuesto Anual 2019”.

Cabe recordar que el ejercicio 2019 fue compartido por los gobiernos de Esteban Avilés y Daniel Gómez Gesteira (asumió el 12 de agosto) y fue, además, el año en que se realizaron los comicios municipales.

De acuerdo a los datos del organismo de control en 2019 el municipio registró un ‘déficit primario’ de más de $200M.

Es que hubo ingresos por $ 1,697,730,619.79 y egresos comprometidos por $ 1,921,905,085.83.

Esto da un resultado primario negativo de $ 224,174,466.04.

Cuando se toma en cuenta el saldo inicial arrastrado de ejercicios anteriores ($ 447,899,697.14), los números muestran un ‘resultado financiero consolidado’ de $ 223,725,231.10. El famoso superávit tan autoelogiado por la ‘Gestión Comunitaria’ aunque está demostrado que no tiene que ver con una buena administración, sino más bien con el crecimiento de la presión fiscal sobre los contribuyentes y la subejecución de partidas presupuestarias claves, entre ellas las relacionadas a diversas Cuentas de Afectación Específica.

De hecho, unos $180M de los fondos ‘disponibles’ al 31 de diciembre de 2019 correspondían a Cuentas de Afectación Específica.

Justamente el manejo de las sobretasas que cobra el municipio generó coincidencia en los ediles de la oposición al momento de expresar sus cuestionamientos.

Otras críticas tuvieron que ver con el crecimiento de la planta de personal, contenido de la publicidad oficial, sueldos de los directores municipales en Carlos Paz Gas y uso del sistema de becas.

Tomando lo que dijo el único vecino que se refirió al balance en la inédita audiencia pública ‘sin gente’, también se planteó que era ‘muy difícil merituar’ la cuenta general ‘sin tener claro cuáles son los objetivos de cada área, medibles y con indicadores claros’.

Becas, sueldos en CPG, publicidad y Cotreco, principales cuestionamientos de Viale

El dictamen del Tribunal de Cuentas respecto a la Cuenta General del Ejercicio 2019 fue aprobado por mayoría con los votos de los vocales oficialistas Raquel Merlino y Salvador Insinga.

El representante de la minoría, Daniel Viale, manifestó su disidencia y votó en contra.

Becas, sueldos de los directores municipales en la empresa Carlos Paz Gas, publicidad institucional y Cotreco, son los principales cuestionamientos.

“Dejo asentado formalmente que a entender de este Tribuno de Cuentas el análisis de la Cuenta General del Ejercicio 2019 no refleja razonablemente la ejecución del presupuesto anual 2019”, resumió Viale.

Respecto a las becas, el vocal del frente Capaz consideró que, “se contrapone a lo preceptuado en el Artículo 103 de la Carta Orgánica Municipal (Formas de Empleo Municipal Personal Permanente, Contratado, Transitorio o de Gabinete), y a los fundamentos establecidos por la Ordenanza N° 4.088 (Capacitación, Metas, Programa)”.

“Como están utilizadas las becas son trabajo en negro y mal remunerado, que no responde al principio de la capacitación y formación”, remarcó.

En cuanto al sueldo de los tres directores municipales en CPG, Viale insiste con que “no deben ser afrontados por este municipio y deben ser pagados por la misma Sociedad Anónima al regirse la misma por la Ley de Sociedades Comerciales N° 19.550”.

Otro de los temas que se destaca entre las disidencias tiene que ver con el manejo de la publicidad institucional. “La opinión de esta vocalía es que hay expedientes que no cumplirían con lo establecido por Ordenanza N° 5264 que fija los criterios sobre gastos de Publicidad Institucional del Departamento Ejecutivo Municipal”, señaló.

La referencia es a la ordenanza que fue sancionada cuando Carlos Felpeto era intendente, a instancias del entonces concejal Esteban Avilés, prohibiendo que se destaquen nombres propios o partidos políticos.

“Se les ha vuelto en contra”, dijo. Y puso como ejemplo la publicidad contratada en Cadena 3, donde “el slogan hace mención al intendente Gómez Gesteira, resaltando el nombre propio”.

Sobre Cotreco, Viale recordó que ya había manifestado su disidencia a la firma del convenio con la empresa “y así en consonancia con las sucesivas disidencias relacionadas a los cambios societarios en que se encuentra la empresa CO.TRE.CO. S.A. y en virtud de lo establecido en el pliego de bases y condiciones aprobados a través de la Ordenanza N 6273”.

Un ítem que se repite en las disidencias de los últimos años se relaciona con los sueldos a la planta de personal correspondientes a diciembre. “No se observan los sueldos de diciembre de 2019 (los cuales fueron abonados durante el mes de enero de  2020);  tampoco figuran como Deuda, ni como Residuo Pasivo, (Sueldo, Retenciones aportes jubilatorios,  APROSS. etc.)

Por lo cual al no ser tenidas en cuenta estas cifras en el análisis del ejercicio económico financiero, el superávit primario se ve notablemente alterado”, justificó.

Nota correspondiente a la edición n° 555 del periódico La Jornada, del 29 de junio de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. Es lamentable que en esta etapa del presupuesto que es la de la evaluación de la gestión no participe la gente, y no se le dé importancia.
    Fui el único que expreso algo, les dejo lo que dije:

    Pto. Nº323/2019-20 Cuenta General del Ejercicio 2019.-
    Expositor: Luis Antonio Farías

    Buenas tardes, soy un simple ciudadano interesado, como tantos otros, en vivir mejor.
    En esa posición es que intento que cada día las decisiones institucionales sean tomadas de la forma que demuestren mayor respaldo, con argumentos y no solo por una sensación.
    Primero me gustaría marcar la poca importancia que la sociedad le da a esta etapa del “Presupuesto” es decir la de la “Evaluación de los desvíos”. Recordemos la primera etapa se hace por octubre del año anterior al que se trata (en este caso se hizo en el año 2018), luego viene la etapa de la “Ejecución Presupuestaria” donde el gobierno de turno ejecuta la autorizaciones máximas de gastos y los cobros de recursos. Es decir, en la primera etapa se estiman los gastos y recursos, en la segunda se aplican de acuerdo a las políticas determinadas por el gobierno y en la tercera (esta que estamos tratando) se analizan y justifican los desvíos, e indirectamente se aprueba o no la gestión del gobierno.
    Vale marcar, que nuestra “constitución” que es la Carta Orgánica Municipal permite, al darle la mayoría de los Concejales a un partido o grupo que ganó las elecciones, aunque el porcentaje obtenido en las votaciones sea menor, la posibilidad de aprobar la Cuenta General y por ende aprobar la gestión respecto de las cuentas (gastos y recursos ejecutados).
    Pero la cuestión a tratar no son las modificaciones que deberían hacerse en la Carta Orgánica Municipal, sino tratar de mejorar, mejorar en todas las instancias, es decir a pesar de esta y otras deficiencias, buscar o tratar que las acciones y/o decisiones tengan un respaldo de razonabilidad y documentación, es decir base sustentable.
    Para medir gestión, hay que fijar previamente objetivos a cumplir, determinando indicadores claros, concisos, alcanzables, medibles en un período de tiempo. Esto generalmente se plantea en cada Programa de Trabajo que en la primera etapa del Presupuesto. Se ejecuta ese estimado (gestiona) y luego se evalúan los desvíos, verificándose cuál fue grado de los objetivos que se logró (si se alcanzaron o no), determinando las razones del porqué no fueron alcanzados los valores determinados en los indicadores en los casos correspondientes.
    Ahora bien, haciendo un juego, me gustaría tener la respuesta de cada uno de ustedes Concejales, a las preguntas:
    • ¿Cuáles son los indicadores de cada Programa del Presupuesto Ejecutado?
    • ¿Cómo fueron determinados los indicadores?
    • ¿Cuál fue el grado alcanzado de cada uno de esos indicadores?
    • ¿Se tienen elementos para producir mejoras en cuanto a la gestión realizada, de acuerdo al análisis realizado de los grados de nivel alcanzados en cada indicador?
    • ¿Se presentan en la Cuenta General del año 2019 los indicadores determinados para cada Programa de Gestión, su forma de determinación, el nivel mínimo establecido a alcanzar, el nivel alcanzado y las razones y/o justificaciones del porqué no fue alcanzado en el caso que corresponda?
    Podría seguir haciéndoles preguntas, pero hay una, es compuesta pero fundamental:
    • ¿Cómo justifican, al aprobar esta Cuenta General del año 2019, su aval a la gestión realizada, cuál es su argumento y/o respaldo para justificar la evaluación de la gestión del ejecutivo?
    Vale la pena remarcar, no he dicho ni marcado ningún número, no he dicho si la gestión ha sido excelente, muy buena, buena, mala o muy mala. No tengo elementos necesarios y suficientes para marcar eso.
    Concejales les sugiero analizar, estudiar, implementar disposiciones que permitan cumplir con establecido en la Carta Orgánica Municipal que determina que el Municipio adopta el método de Presupuesto por programas y participativo.
    ¿Es participativo? se puede decir que sí. ¿Es por Programas? se divide en programas pero no se determinan indicadores y los niveles a alcanzar de los mismos.
    Una vez que se cuente con los indicadores y se establezcan los niveles que deben obtenerse se podrá avaluar la gestión realizada.

    En un análisis numérico simplista se pueden marcar:
    • Los egresos fueron subejecutados: sí. A favor se puede decir las estimaciones del “Presupuesto” (primera etapa) son autorizaciones máximas a gastar, por ende no deberían alcanzarse el 100%. En contra se puede decir mientras más se alejen al 100% del monto presupuestado implicaría que aún había créditos a aplicar y por lo tanto mejorar la gestión.
    • Los ingresos recaudados fueron subejecutados: No existen suficientes elementos o datos para realizar un buen análisis, sin embargo no se cobraron todos los impuestos estimados (p.ej. Servicios a la propiedad 60%, Tasas municipales promedio 77%), esto demostraría que no se hicieron las gestiones necesarias para obtener la mayor recaudación. Además se acentúa en el caso de lo correspondiente a ejercicios anteriores.
    • En cuanto a los Análisis de la Ejecución Financiera por Unidades de Ejecución, por ejemplo CAPTUR se ejecutó un 67%, si nos ponemos en modo crítica, siendo una Ciudad turística y en el ente relacionado más importante no se “gasta” lo establecido. Otro ejemplo Secretaria de Desarrollo Social, Educación, Género y Diversidad se ejecutó el 75%, o sea quedaron 25% sin ejecutar, es decir que se podría haber gastado más para mejorar el Medio Ambiente.
    • Si vemos las cuentas por el objeto del gasto Bienes de Uso se ejecutó el 49% de lo permitido o autorizado, alguien podría decir nos descapitalizamos o no invertimos lo suficiente.
    • Existen saldos negativos Cuenta de Afectación Específica: por ejemplo FO.FIN.DES y Atención primaria de la Salud incluido el Plan Sumar que representan más de $ 150 millones los cuales deberían considerarse pérdidas ya que los fondos percibidos no son suficientes para cubrir las erogaciones realizadas.
    Con apenas estos temas presentados, pregunto Concejales: ¿Pueden o están en condiciones de decir que la gestión municipal para el año 2019 está aprobada con sustento o respaldo en lo presentado en la Cuenta General?
    Como queda demostrado en este análisis numérico simplista lo más importante es lo básico: debemos mejorar, debemos progresar y tener elementos suficientes para poder evalúar la Cuenta General y su gestión, por lo tanto, les propongo se establezcan indicadores y sus niveles a lograr para el próximo proceso de “Presupuesto” (que será para el año 2021, lastimosamente a mi entender no podemos implementarlo para el año 2020).

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here