Por Evelina Ramírez

La pandemia del coronavirus llevó a que muchos gobiernos decidan reforzar sus sistemas de salud para atender la creciente demanda.

Sin embargo en Villa Carlos Paz –y a contramano de lo que sucede en el mundo- el gobierno de Daniel Gómez Gesteira tomó la decisión de despedir a profesionales de la salud poniendo como fundamento la situación económica del municipio.

Algunos de los médicos echados eran los únicos en garantizar especialidades. Tal es el caso del doctor Daniel Ferrero, único neurólogo con el que contaba el hospital Gumersindo Sayago. “La razón que me dieron telefónicamente era por cuestiones económicas”, dijo a VillaNos Radio el profesional que tiene 30 años de experiencia y durante siete años trabajó en el nosocomio local.

“La gente pierde especialidades médicas que tampoco están en el Valle de Punilla. Hoy la gente ni siquiera tiene medio de transporte para poder ir a otro lugar”, añadió en referencia al paro de colectivos interurbanos que ya lleva más de 100 días de vigencia y que en el caso de Villa Carlos Paz afecta también al servicio urbano.

Ferrero expresó su malestar ante la decisión a través de la redes sociales, en una carta que se viralizó. “Es muy feo que cuando uno está citando a los pacientes para la semana que viene o para dentro de 15 días, vengan y te digan que ya no tenés que ir al hospital, es muy feo. Me molestó mucho la forma. Yo creo que hay otros modos de hacer las cosas. Mas humanitaria, más lógica y de frente”, expresó.

Los despidos resintieron la atención en otras especialidades como clínica médica, endocrinología, urología y pediatría. Además puso en evidencia, una vez más, la precarización laboral de los médicos y médicas que trabajan con contratos de tres meses.

“La pandemia ha dejado al desnudo un montón de cosas. Este es un momento oportuno para replantearse muchas cosas. Una es este tipo de precariedad en la que trabajamos los médicos”, subrayó el profesional.

Apenas se conoció la información, varios pacientes del doctor Ferrero se comunicaron a VillaNos Radio y expresaron su rechazo no sólo a la desvinculación del profesional sino del resto de los médicos.

“El doctor Ferrero es una eminencia. Es una persona muy cercana y humana. Me llamó la atención que se decida no sólo su despido sino el de otros médicos. Conseguir un neurólogo y una eminencia como él atendiendo en el hospital es un lujo. Es bastante grave que despidan médicos en medio de una pandemia mundial. Le pedimos a las autoridades municipales que paren la mano”, dijo Sara Romano, vecina de Villa del Lago.

“Desde hace 11 años soy paciente del doctor Ferrero. Tengo epilepsia y me atiendo con el doctor Ferrero en el hospital. No puedo creer que le hayan renovado el contrato. El doctor es excelente en cuanto a su atención y calidad como médico. Cuando empecé con mi enfermedad, busqué médicos en Buenos Aires y en Córdoba. A todos les daba las indicaciones sobre cómo estaba medicada y el tratamiento que estaba haciendo y todos me decían que estaba muy bien. En Córdoba lo tienen muy reconocido al doctor. Realmente no quiero que el doctor se vaya del hospital”, relató Soledad. 

Mariel Bregant es madre de Lucas Borsani, paciente del doctor Ferrero, y también lamentó la decisión de desvincular al neurólogo del hospital municipal. “Nosotros no contamos con el dinero para hacer consultas particulares. Que nos pueda seguir atendiendo en el hospital es algo importantísimo”.

La odisea de conseguir un turno

A los despidos en el hospital hay que sumar las deficiencias en la entrega de turnos, con largas colas frente al nosocomio.  La situación se dio a conocer luego de que María Mancuello, una de las vecinas afectadas, relatara lo vivido a través de su perfil en Facebook.

“Llegué a las 5.30 de la mañana y había unas quince o veinte personas esperando. Hicimos la cola con una llovizna de por medio. La mayoría de la gente que está es porque no accede a un sistema de salud privado y no tienen dinero para gastar”, expresó la mujer en diálogo con VillaNos Radio.

Mancuello remarcó que, “molesta mucho que en plena era tecnológica no exista un sistema de turnos que nos evite levantarnos muy temprano en pleno frío”.

“Estamos en una situación de pandemia donde se habla que no puede haber juntadas ni aglomeración de personas. Sin embargo, la cola de gente daba vuelta el hospital”, dijo y remarcó: “En el mundo se está aplaudiendo a los médicos y acá se los hecha, se sacan especialidades y reducen el sistema sanitario”.

Al conocerse la información, el concejal de Carlos paz Despierta, Daniel Ribetti, se acercó al hospital y vivió la experiencia que padece cualquier vecino al querer sacar un turno.

“Sabemos que este problema no es nuevo, lo cual lo hace mucho más grave. Las largas filas y el horario de entrega de los turnos terminan siendo un síntoma de toda una patología que demuestra que el sistema no está funcionando bien”, expresó el edil.

Detalló que de cada especialidad se están entregando cinco turnos por día. “Los profesionales tienen contratos laborales que establecen limitaciones”, dijo Ribetti e inmediatamente aludió a la situación de precarización en la que trabajan los médicos.

Sostuvo que, según pudo conocer, son ocho los profesionales que han sido desvinculados de la plata de trabajadores municipales. Uno de los argumentos es la edad de los profesionales (algunos tienen 60 años y serían grupo de riesgo por la pandemia).

“Independientemente de ese argumento, si se tuviera una buena gestión de recursos y con planificación, se tendría que sustituir a los profesionales con un trabajador nuevo. Sin embargo eso no ha sucedido. No se pueden dejar los procesos terapéuticos en el aire, con toda la incertidumbre que eso le significa a los pacientes”, consideró el edil.

Ante la marea de críticas, desde el municipio dispusieron el cambio de horario de la entrega de turnos. En lugar de ser desde las 07:00 de la mañana, se hará a las 10:00 a partir del lunes 27 de julio. Esto aplica para turnos de especialidades en general, laboratorio, ecografías y tomografías.

“Hemos tenido un incremento de la demanda debido a que estamos atendiendo a vecinos de Villa Carlos Paz y localidades vecinas, dado que el gobierno de la provincia determinó a nuestro nosocomio como un hospital No Covid que atiende todas las patologías. A esta situación se suma que, los protocolos en el marco de la pandemia, establecen que deben otorgarse turnos cada 30 minutos para evitar aglomeraciones de personas y poder desinfectar todo”, comentó la directora del nosocomio Claudia Pereyra.

En cuanto a la digitalización del sistema de turnos, explicó que se está avanzando con el sistema para todas las especialidades, con la posibilidad de que se comience a utilizar una vez que finalice la pandemia y se establezca la nueva normalidad en el territorio nacional.

En tanto, los concejales de la oposición presentaron un proyecto para generar un sistema que resuelva de manera definitiva los turnos del Hospital Sayago. La propuesta también busca sostener todas las especialidades médicas y profesionales necesarias durante la emergencia sanitaria, y ponerle fin a las facultades especiales otorgadas al intendente para asignar partidas presupuestarias.

El proyecto fue elaborado por el edil Carlos Quaranta (Carlos Paz Inteligente), y fue acompañado con la firma de Jorge Lassaga (Carlos Paz Somos Todos), Gustavo Molina (Capaz) y Daniel Ribetti (CPD).

Como primer punto la iniciativa busca implementar un “Sistema Único de Turnos” para sistematizar y brindar una adecuada organización a la prestación del servicio de salud en el Hospital Gumersindo Sayago. “Desde hace años escuchamos a las vecinas y vecinos de la ciudad reclamar por un sistema de turnos que evite las largas colas a la madrugada, sufriendo las inclemencias del tiempo y, en muchas ocasiones, sin obtener ningún resultado. Este proyecto no es más que la respuesta más adecuada a una problemática desatendida constantemente por el Ejecutivo Municipal a lo largo de todos estos años”, dijo Quaranta.

La propuesta abre la posibilidad de acceder a los turnos de todas las especialidades a través de la página Web, de una App, un teléfono exclusivo para turnos, y un WhatsApp exclusivo, “lo que debe sintetizarse en un único sistema de registro y control, que permitirá el seguimiento estadístico y la posibilidad de cancelación y adelanto de turnos”.

El proyecto apunta, además, a resguardar que no se vea resentida la atención sanitaria por disminución de profesionales u otras cuestiones. “No podemos, en medio de una crisis tan grave, dejar a las vecinas y vecinos haciendo colas a la intemperie para obtener un turno médico o decirles que no van a poder seguir atendiéndose con su médico especialista porque no se le renovó el contrato.

“Es una medida insensible desde lo humano y que vulnera principios establecidos en la Carta Orgánica Municipal que expresamente hacen hincapié en una mirada preventiva e integral de las políticas públicas en materia de salud. No puede ser que una mujer embarazada o con niños pequeños o un adulto mayor hoy, tengan que hacer colas a la madrugada por un turno que, muchas veces, ni siquiera consiguen”, subrayó Quaranta.

Como tercera medida, el proyecto se propone dejar sin efecto las facultades especiales otorgadas al intendente Daniel Gómez Gesteira para asignar recursos durante la pandemia. “En marzo el Concejo de Representantes le otorgó, por unanimidad, facultades especiales al intendente municipal para reasignar recursos en forma ágil, con la idea de que se refuerce el sistema sanitario y ofrecer un mejor servicio de salud a la ciudadanía, pero no para disponer achicamiento cuando más lo necesita la gente”, cuestionó Quaranta.

Y planteó: “Han pasado más de cien días desde el inicio del aislamiento social. Todo ese tiempo, tanto el Estado nacional como el provincial generaron múltiples instrumentos para responder a esta situación, y estamos convencidos que en especial en estos momentos más agudos, el municipio debe acompañar con políticas sanitarias que más que nunca ayuden a los carlospacenses”. 

“Estamos frente al peor momento de la pandemia”, advirtieron desde el COE Punilla  

Al cierre de esta edición se confirmó un nuevo caso de coronavirus en Villa Carlos Paz. Se trata de un hombre de 36 años que se encuentra transitando la enfermedad de manera asintomática y en buen estado general de salud, informaron desde el municipio.

“Por el momento, se encuentra aislado en su domicilio ubicado en el sector sur de la ciudad y desde el COE Regional y Salud Municipal, están realizando los testeos al resto del grupo familiar”, detalla la gacetilla.

Además precisa que el vecino “contrajo el virus al ser contacto estrecho de un caso positivo de Covid-19 de la ciudad de Córdoba”. Por el momento, se encuentra en curso la investigación epidemiológica del caso.

Desde el inicio de la pandemia (declarada por la OMS el 11 de marzo), en Villa Carlos Paz se han confirmado 13 casos positivos (8 recuperados – 1 fallecido).

Desde el municipio aclararon, además, que los casos 11 y 12 registrados en Villa Carlos Paz ‘sólo tienen domicilio en nuestra ciudad’. ‘Ambos no se encuentran en Villa Carlos Paz, cursan la enfermedad y residen en provincia de Buenos Aires’, detalla el parte.

Asimismo, el domingo 26 de julio se confirmó el primer caso de coronavirus en San Antonio de Arredondo. Se trata de un caso importado de la ciudad de Córdoba. “El COE Punilla y el equipo de Salud municipal están realizando la trazabilidad del paciente para detectar contactos estrechos”, informaron desde el municipio. Además, solicitaron a la población “reforzar las medidas sanitarias de distanciamiento social, uso obligatorio del barbijo, lavado de manos y evitar reuniones sociales”.

La municipalidad de Icho Cruz, en tanto, informó el domingo 19 de julio que el Laboratorio Central de la Provincia confirmó que uno de los pacientes con hisopado negativo previo, se positivizó. De esta manera la localidad del sur de Punilla volvió a registrar un caso de Covid 19. Se trata de un adulto, vecino de la localidad, con antecedentes de haber llegado desde el exterior.

El lunes 27 de julio, en tanto, se confirmaron dos casos positivos de Covid-19 en el Mercado San Miguel de Malagueño, lo que puso en alerta a Villa Carlos Paz por la estrecha vinculación de dicho espacio con comercios de la ciudad.

Con un mensaje difundido a través de las redes sociales, la directora de hospital Domingo Funes y responsable del Centro de Operaciones de Emergencia de Punilla, Sonia Nievas, advirtió a la población que “estamos frente al peor momento de la pandemia”.

“No es el momento de relajarse ni de bajar los brazos. Por el contrario, es el momento de seguir cuidándonos entre todos”, dijo y reiteró que es importante respetar el aislamiento, el distanciamiento social y el lavado frecuente de manos.

Y enfatizó: “Hay que respetar los protocolos y evitar las reuniones sociales”.

Una marcha por mejores condiciones laborales

A tono con lo realizado en distintas localidades de la provincia y organizada por Médicos Autoconvocados de Córdoba, el viernes 10 de julio hubo una movilización de profesionales de la salud por las calles céntricas de la ciudad.

La intención fue expresar un sentido reconocimiento a los profesionales que fallecieron cumpliendo su deber en el marco de la pandemia del coronavirus, solidarizarse con sus familias y, al mismo tiempo, denunciar las “precarias condiciones de trabajo”.

Gustavo Quinteros, vocero de la agrupación, se mostró conforme con la convocatoria que partió desde el reloj Cu-Cú hasta el centro de la ciudad. “Los médicos en general están bastante unidos, todos consustanciados con esta problemática. Por eso decimos que todos somos uno. Es realmente así”, afirmó.

Al ser consultado sobre los profesionales de la salud que fallecieron en la lucha contra el Covid-19 sostuvo que, “quizá si hubiesen tenido mejores condiciones sanitarias no hubieran perdido la vida”.

“Si tuviéramos todos los elementos de protección personal, si no tuviéramos que tener pluriempleos que nos obligan a ir de un lado a otro pudiendo ser posibles transmisores, si tuviéramos sueldos dignos para comprarnos los insumos nosotros si no nos los proveen, quizá todo sería diferente”, enumeró. Criticó, además, las leyes jubilatorias “indignas” y advirtió que hay médicos “que no llegan a la canasta básica familiar en su sueldo”.

“Hay médicos que trabajan precarizadamente, con monotributo, sin ART, sin obra social, sin aportes jubilatorios. Además, las obras sociales pagan aranceles indignos, y encima lo hacen con tres meses de atraso o más, a valor histórico”, criticó.

Planteó que, “nunca la salud pública ha dado respuesta al llamado de los médicos, y siempre los ha subestimado. Y también la salud privada. Por eso pasa lo que pasa. Por eso hay despidos encubiertos y disminución de los sueldos”. “Cómo se entiende que en el marco de una pandemia se le bajen los sueldos al personal de salud. Es indigno”, subrayó.

Paula Carmignani, otra de las voceras de la agrupación, indicó que la idea inicial fue hacer una sentada con velas en el playón municipal, que pidieron permiso y el municipio les negó la autorización. “Por eso decidimos marchar”, dijo.

“Queremos visibilizar el problema que estamos teniendo los médicos, nosotros nunca dejamos de trabajar”, enfatizó.

Pedido de interpelación al secretario de Salud

Al cierre de esta edición, los concejales Carlos Quaranta (CPI), Daniel Ribetti (CPD), Gustavo Molina (Capaz) y Jorge Lassaga (CPST) impulsaban un pedido de interpelación al secretario de Salud, Julio Niz.

La intención es que el funcionario concurra al recinto el viernes 31 a los fines de dar respuesta a los siguientes temas:

a) Situación de la pérdida relación contractual con distintos profesionales del área de Salud producidos durante la Pandemia Covid-19 en el corriente año.

b) Respuestas a las permanentes demoras en la obtención de turnos para especialidades médicas en el Hospital Gumersindo Sayago.

c) Explique cómo se dará pronta respuesta a la falta de algunas especialidades médicas tales como Neurología, Pediatría, Urología, Endocrinología, por citar algunas.

d) Estado en que se encuentran los trámites de autogestión ante las distintas Obras Sociales, compañías de Seguro y prepagas.

e) Situación de falta de medicamentos frente a la demanda de pacientes del Hospital Municipal Gumersindo Sayago.

f) Planificación Sanitaria que le presentó al Departamento Ejecutivo para llevar adelante con éxitos su gestión; partiendo de la base que  al Secretario anterior lo despidieron por no cumplir con los objetivos planificados.

g) Coordinación y seguimiento de los pacientes del Hospital Municipal Gumersindo Sayago, derivados a centros de salud fuera del ejido de la ciudad de Carlos Paz.

h) Listado de personal de todas las dependencias del Área de Salud discriminada por funcionalidad y especialidad.

Nota correspondiente a la edición n° 555 del periódico La Jornada, del 29 de junio de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here