El Tribunal de Cuentas de Villa Carlos Paz elevó al Concejo de Representantes para su tratamiento y eventual aprobación la Cuenta General del Ejercicio 2019.

El organismo de control dictaminó, por mayoría, que “del análisis de la Cuenta General del Ejercicio 2019 con cierre al 31/12/2019; surge que la misma refleja razonablemente, de acuerdo a los elementos que obraron en nuestro poder (…) la ejecución del Presupuesto Anual 2019”.

La decisión se tomó por mayoría con los votos de los vocales oficialistas Raquel Merlino y Salvador Insinga, mientras que el representante de la minoría, Daniel Viale, manifestó su disidencia.

El balance 2019 tomó estado legislativo en la sesión del jueves pasado y quizá el dato más llamativo tiene que ver con el resultado financiero.

De acuerdo a los datos del Tribunal de Cuentas, en 2019 el municipio registró un ‘déficit primario’ de más de $200M.

Es que hubo ingresos por $ 1,697,730,619.79 y egresos comprometidos por $ 1,921,905,085.83.

Esto da un resultado primario negativo de $ 224,174,466.04.

Cuando se toma en cuenta el saldo inicial arrastrado de ejercicios anteriores ($ 447,899,697.14), los números muestran un ‘resultado financiero consolidado’ de $ 223,725,231.10. El famoso superávit tan autoelogiado por la ‘Gestión Comunitaria’ aunque está demostrado que no tiene que ver con una buena administración, sino más bien con el crecimiento de la presión fiscal sobre los contribuyentes y la subejecución de partidas presupuestarias claves, entre ellas las relacionadas a diversas Cuentas de Afectación Específica.

De hecho, unos $180M de los fondos ‘disponibles’ al 31 de diciembre de 2019 correspondían a Cuentas de Afectación Específica.

Año electoral

Aunque el ‘déficit’ de 2019 recaerá principalmente sobre la gestión de Daniel Gómez Gesteira, es más que obvio que no se le puede atribuir toda la responsabilidad ya que asumió recién en agosto. Los siete meses anteriores quien estuvo al frente del Palacio Municipal 16 de Julio fue Esteban Avilés. Y durante ese lapso de tiempo se desarrollaron los comicios municipales y la consecuente campaña electoral.

Quizá allí, en la necesidad de asegurarse un tercer período de gobierno, esté la razón de este resultado financiero que licuó casi la mitad del ‘superávit’ que venía de los ejercicios anteriores.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. La cuenta general seguro se aprobará. Y con ello se aprueba la gestión municipal del gobierno. Seguro no se establecieron los indicares para saber si se han alcanzado los objetivos de cada programa. Seguro hay gastos subejecutados. Seguro no hay elementos sobre los que se sustente la evaluación de la gestión de las autoridades del Municipio. Pero amparados en tener la mayoria de los concejales se aprueban los números que dan.
    Si no mejoramos la forma de presentación de la información, la transparencia y que se publiquen toda la información necesaria para poder ver y evaluar los números, si no se determinan objetivos por programas, determinas indicadores a lograr y se informan los indices que se obtuvieron al cierre del ejercicio, seguiremos atados a que el gobierno de turno no mejore la gestión.
    Es necesario más TRANSPARENCIA, más INFORMACIÓN DETALLADA, más argumentación y respaldo para aprobar la gestión municipal a través de la aprobación de la Cuenta General.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here