El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, volvió a asegurar que en agosto comenzará el regreso a las clases presenciales en algunas provincias. En primer lugar, será en aquellas que no presenten circulación comunitaria del virus Covid 19. 

Para esto, ya desarrollaron un protocolo que se deberá ser aprobado por el Consejo Federal de Educación. “La decisión final de cuándo retornarán las clases la tendrán los gobernadores”, aclaró Trotta.  

El protocolo presentado tiene dos etapas: primero, la preparación para el retorno a la aulas; y segundo, las condiciones que deberán respetarse una vez que esto se concrete. Fue armado en conjunto con ministros, sindicatos docentes, profesionales epidemiológicos y representantes de escuelas privadas.

La primera etapa en la “nueva normalidad”

El protocolo plantea la capacitación de todo el personal docente y no docente sobre las pautas a seguir en lo que será el retorno a clases en una “nueva normalidad”. Se controlará que todos los maestros y maestras reciban la vacuna antigripal y que los chicos tengan el calendario de vacunación al día.

Los establecimientos educativos deberán tener a disposición elementos básicos de higiene: agua potable, jabón, alcohol en gel y cestos de basura. Según el ministro de Educación, se trata de un pedido que es cumplible: “No son disparatados para la realidad argentina. Cada jurisdicción podrá hacer los ajustes pertinentes, pero estas son las pautas mínimas”.

Por otra parte, se hará hincapié en la importania del distanciamiento social. Este deberá ser de 2 metros en los espacios comunes y de al menos 1,5 metros en las aulas. Para esto se dividirán los grados y se escalonará el regreso de los cursos. Los primeros en volver serán los cursos más altos, tanto de primaria como de secundaria.

La segunda etapa, ya en las aulas

Alumnos y docentes, una vez que retornen a las escuelas, deberán utilizar tapabocas de manera obligatoria. Además, estarán prohibidos todos los eventos masivos, como actos o celebraciones, y las autoridades deberán mantener la limpieza y desinfección constantemente.

En caso de que se detecte un caso positivo, o sospechoso, la autoridad sanitaria correspondiente deberá hisopar a quien corresponda, aislarlo y rastrear los contactos estrechos que haya tenido esa persona. Se procederá a suspender las clases en el edificio y se realizarán tareas de desinfección.

Dado que se planteará una asistencia alternada, las licencias vigentes para padres y madres se mantendrán durante la primera etapa. Desde el ministerio aseguraron que bucarán que los hermanos concurran a clases los mismos días.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here