A principios de mayo, y en pleno brote de Covid-19 en el Hospital Italiano de la ciudad de Córdoba, se conoció que profesionales que se desempeñaban allí fueron trasladados a un hotel de Villa Carlos Paz para cumplir con la cuarentena obligatoria.

La novedad generó todo tipo de reacciones entre los vecinos. Por un lado, un grupo cuestiona esta decisión y sostiene que pone en peligro a la ciudad, sugiriendo al mismo tiempo que bien podrían ser alojados en algún hotel de la capital provincial. Otros, en tanto, plantean que es cuestión de tener empatía y solidaridad, y que si los traen aquí es porque están todas las condiciones dadas.

Lo cierto es que el municipio demoró muchísimo en informar sobre esta situación, lo que alimentó aún más la polémica.

El primer comunicado oficial recién se difundió al otro día, y fue solo a los fines de aclarar que la decisión había sido tomada por el gobierno provincial, sin participación del municipio.

El traslado “se ajusta a los protocolos establecidos de contención en hoteles sindicales, colonias de vacaciones, clubes, albergues escolares, organizaciones civiles, etc. en el marco del sistema sanitario y sobre establecimientos relevados en todo el territorio provincial”, expresa la gacetilla. Y precisa que todos los hisopados realizados a esas personas habían dado negativo.

Trascendieron, luego, otros casos de personas de otras ciudades alojadas en Villa Carlos Paz.

“La sociedad está atenta a estas situaciones y la preocupación existe”, reconoció el intendente Daniel Gómez Gesteira en una nota con un medio provincial. E insistió con que esa decisión la tomó el COE provincial.

Negó, en aquella oportunidad, que alguno de los trasladados haya dado positivo. “No hay pacientes con coronavirus”, remarcó.

Este escenario cambió la semana pasada, cuando se confirmó el traslado de pacientes de Córdoba con Covid-19 a un ‘centro intermedio’ de Villa Carlos Paz.

Se trata de casos vinculados el brote de coronavirus del Mercado Norte de la ciudad de Córdoba.

La novedad respecto a que vecinos del barrio bajo Pueyrredón que dieron positivo a los testeos de Covid-19 fueron trasladados a Villa Carlos Paz fue confirmada a Canal 8 por la epidemióloga Laura López, integrante del ministerio de Salud.

“Fueron trasladadas para una mejor estadía durante los 14 días de cuarentena a un centro intermedio de Carlos Paz”, dijo. Y subrayó que los pacientes “no revisten gravedad”.

“La mayoría son asintomáticos o con síntomas leves, pero obviamente en estas enfermedades debe haber un control clínico”, señaló.

Esta noticia se conoció en Villa Carlos Paz casi al mismo tiempo en que el Concejo de Representantes iniciaba su sesión, el jueves pasado por la tarde.

En ese contexto, el edil Jorge Lassaga (CPST), con el apoyo de Daniel Ribetti (CPD), Carlos Quaranta (CPI) y Gustavo Molina (Capaz) impulsó un proyecto de resolución para conocer, justamente, información oficial sobre este tema, y pidió su tratamiento sobre tablas.

Reclamaba, entre otros puntos, que el intendente informe el ‘acto administrativo emanado por la autoridad municipal y\o provincial correspondiente, para el ingreso y permanencia de personas que posiblemente han estado en contacto con casos positivos de COVID-19’, y el ‘protocolo de acción para el resguardo de la comunidad que se encuentra próxima a los establecimientos destinados a albergar posibles casos de COVID-19’.

La concejala Patricia Morla fue la encargada de exponer la postura oficial.

Señaló que los traslados se dan en el marco del plan diseñado por el gobierno provincial y que cuenta con más de 100 establecimientos relevados en toda la provincia, entre ellos tres hoteles sindicales en Villa Carlos Paz.

Aclaró que las personas alojadas allí “no tienen permitido salir de sus habitaciones y existe una consigna policial permanente”.

“Enviar este pedido de informes al COE sería agregar tareas y en este momento nos debemos concentrar en la prevención y el resguardo de la población”, dijo.

Lassaga apuntó, por su parte, que es necesario que el municipio “informe a los vecinos”.

“Genera mucha ansiedad que no se aclare fehacientemente cuál es el protocolo. No es nuestra intención cargar más trabajo, pero sí que se informe claramente a los vecinos”, reiteró.

Sebastián Guruceta (CPU) reforzó la línea oficial y consideró que es “errónea y falaz” instalar la idea de que el municipio tiene responsabilidad en los traslados.

“Lo determina el COE y no debe pedir autorización a ningún intendente”, subrayó.

Quaranta, en tanto, abogó por que la información que se brinde sea “real, oportuna y transparente”.

“No alcanza con que la conozcamos nosotros. En aquella oportunidad el ciudadano se vio sorprendido por una noticia que si se hubiera comunicado de modo adecuado no hubiera generado molestia, preocupación y enojo”, indicó sobre el alojamiento de los médicos del Hospital Italiano.

Ribetti, por último, retomó la línea de argumentos que motivó la presentación del proyecto. “Pedimos que tengan en cuenta que la información circule con fluidez y naturalmente. Acá la información surgió a partir del proyecto que presentamos, pero las dudas no son solo nuestras, son de la comunidad en general”, cerró.

Puesto a votación, solo los cuatro concejales que firmaron la iniciativa votaron a favor de su tratamiento. El bloque de CPU más Natalia Lenci forzó el pase a comisión que, en las actuales circunstancias, significa que nunca será abordado.

Nota correspondiente a la edición n° 553 del periódico La Jornada, del 27 de mayo de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here