El secretario General del Centro de Empleados de Comercio, Carlos Orso, consideró positivo el hecho de que Villa Carlos Paz se haya sumado a la flexibilización del aislamiento desde el lunes, aunque al mismo tiempo manifestó su preocupación por el impacto de la crisis en las fuentes laborales.

“Como primera es un aspecto Positivo el regreso de vida comercial. Lo que sí hemos notado es que por el factor económico y temor al coronavirus, a lo que se suma el paro en el transporte urbano, la gente no regresó en gran cantidad a los comercios para realizar compras. De todos modos, celebramos la reapertura”, dijo a VillaNos Radio.

Advirtió, sin embargo, que el saldo de la crisis se deja ver “en la gran cantidad de negocios cerrados”.

En este punto envió un mensaje a los empleados y a los empleadores.

“Si el comercio ha cerrado definitivamente y no hubo acuerdo para concluir la relación laboral, el empleado debe reclamar la indemnización por despido”, aclaró.

Respecto a la aplicación del convenio firmado por la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys) garantizando el cobro como mínimo del 75% de los salarios para abril y mayo, en el contexto de la cuarentena, Orso remarcó que para que tengan validez los convenios “deben estar avalado por el Centro de Empleados de Comercio”.

“Ya advertimos a comerciantes y contadores que no vamos a avalar ningún acuerdo que no haya sido firmado con la presencia del sindicato. Vemos que muchos lo han hecho individualmente sin el gremio, y el ministerio de Trabajo remite los acuerdos al CEC. Y los vamos a rechazar”, reiteró.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here