Villa Carlos Paz en tiempos de pandemia

Por Evelina Ramírez

Coronavirus. La palabra que más estamos escuchando las y los argentinos en los últimos meses. Primero parecía una situación lejana, que solo estaba afectando en China, al otro lado del mundo. Luego el virus llegó a Europa y finalmente el 3 de marzo pasado el ministerio de Salud de la nación confirmó la existencia de la primera persona infectada con COVID- 19 en Argentina. A partir de ahí, las medidas sanitarias se desplegaron con rapidez a los fines de evitar la propagación masiva y el colapso del sistema de salud.

Lo primero que se suspendieran fueron las actividades recreativas que generaban aglomeración de personas. Luego, el 15 de marzo, se suspendió el dictado de clases presenciales. Las escuelas y las familias se tuvieron que adecuar al dictado de clases virtuales y en casa. Finalmente el viernes 20 de marzo fue el primer día en el que comenzamos a vivir bajo aislamiento social, preventivo y obligatorio. De repente, las calles se vaciaron. Los negocios y entidades públicas, cerraron. La consigna #QuedateEnCasa se repitió en diferentes medios de comunicación y redes sociales, las 24 horas.

Había que hacer entender rápidamente a la población algo que la humanidad debería haber aprendido hace siglos: nadie se salva solo.

En este contexto, el municipio de Villa Carlos Paz mostró escasa capacidad de reacción y simplemente fue tomando decisiones en función de lo que se venía resolviendo a nivel nacional y provincial. Es decir: con pocas iniciativas propias. Como ejemplo de ello vale mencionar la decisión conjunta que tomaron intendentes y jefes comunales de las localidades que integran la Comunidad Regional Punilla que determinaron una “veda turística” incluso antes del decreto nacional que definió la cuarentena total. Con esa decisión se estaba priorizando la salud de la población. Las autoridades de Villa Carlos Paz no formaron parte de esa decisión. No solo porque la ciudad no integra la Comunidad regional Punilla sino porque también se especuló hasta último momento cuándo frenar la actividad económica de la ciudad.

En cuanto a la situación sanitaria, el 25 de marzo de reportó el primer caso de coronavirus positivo en la ciudad. Al cierre de esta edición, la secretaría de Salud Pública informó que “ya se encuentra recuperada” la primera persona que dio COVID-19 positivo en Villa Carlos Paz.

“Se trata de una paciente de sexo femenino, con antecedente de viaje al extranjero, que ya atravesó las tres altas que debe alcanzar todo paciente diagnosticado con COVID–19. El esquema es el siguiente: alta clínica: 3 días sin síntomas y sin uso de antipiréticos; alta microbiológica: 2 hisopados consecutivos negativos separados por 24 horas; alta definitiva: 14 días de aislamiento post hisopados negativos”, precisa la gacetilla municipal.

Desde el inicio de la pandemia (declarada por la OMS el 11 de marzo) y hasta el lunes 27 de abril, en Villa Carlos Paz se notificaron 129 casos sospechosos de los cuales 5 dieron positivo (1 recuperado); 117 han sido descartados y 7 se encuentran en estudio.

El secretario de Salud, Julio Niz, se mostró conforme con el trabajo desarrollado para atender la pandemia. En una entrevista con VillaNos Radio aclaró de entrada que Villa Carlos Paz, como municipio, adhirió al Plan Provincial de Contingencia.

“A partir de ahí a todo paciente febril lo recibimos en el hospital o en los dispensarios (hay ocho habilitados), se les hace el hisopado correspondiente y van a aislamiento domiciliario. Si está más complicado el lugar de internación es el Domingo Funes, que es nuestro hospital de referencia”, precisó respecto al procedimiento ante casos sospechosos de COVID-19.

Los vecinos que cuentan con obra social o  mutual realizan lo mismo pero en los diferentes centros privados de salud, respetando el protocolo. Respecto a si ya han establecido con los prestadores privados de salud mecanismos de articulación, el funcionario subrayó que, “estamos en permanente contacto”.

Consultado sobre la aparatología e infraestructura con la que cuenta Villa Carlos Paz para atender posibles casos de coronavirus, Niz insistió con que el municipio adhirió al protocolo dispuesto por el gobierno provincial.

Luego precisó que en el hospital Gumersindo Sayago hay “cinco camas en terapia intensiva con tres respiradores funcionando. Debe haber otras 12 o 13 camas en terapia intensiva entre las clínicas privadas, y unos 4 o 5 respiradores. No tengo el dato certero”, reconoció.

Consultado sobre si esto es suficiente para hacerle frente a la pandemia, el funcionario respondió: “Hay que tener en claro que la provincia estableció un plan de contingencia y se han reacondicionado hospitales, y definido los que están dedicados exclusivamente al COVID-19 en distintos lugares de Córdoba. Creemos que ese sistema va a dar respuesta. El pedido expreso es que nosotros sigamos con nuestra atención de urgencia y las prácticas habituales”, enfatizó.

En este contexto consideró que el sistema sanitario de nuestra ciudad, con el hospital y los centros periféricos, “siempre ha dado respuesta”. Y remarcó: “Creemos que vamos a estar a la altura de las circunstancias”. Además elogió el comportamiento de las y los vecinos en relación a la cuarentena obligatoria y dijo que, “la no circulación nos ha ayudado para que las guardias no se vean saturadas”.

“Estamos con optimismo y llevamos calma a la población”, indicó.

Necesidades alimentarias

Decíamos que las autoridades municipales han demostrado, en este contexto, poca capacidad de reacción y de generación de iniciativas propias para atender las consecuencias de la pandemia. Y otro ámbito en el que esto quedó en evidencia fue la asistencia alimentaria a las familias que con la determinación de la cuarentena obligatoria se vieron perjudicadas por no poder salir a trabajar. Hablamos de trabajadores informales que viven al día.

En este aspecto, las y los vecinos mostraron mayor empatía y solidaridad que el gobierno municipal. A los pocos días, y conscientes de las situaciones de vulnerabilidad, se activaron colectas de alimentos que permitieron atender esa demanda con celeridad y sin burocracia. Se juntaban los alimentos y ese mismo día se repartían a las familias que habían sido relevadas por el simple hecho de conocer el territorio. Nadie conoce mejor lo que pasa en un barrio que los propios vecinos.

Lo que se repartían eran elementos de primera necesidad: fideos, arroz, leche, aceite, yerba, azúcar, frutas, verduras, productos de higiene. Todo reunido a partir de otras donaciones. La red más fuerte en estos días fue VCP Cuarentena Solidaria. Sin embargo, en lugar de buscar articular la asistencia (como hicieron otros gobiernos), el municipio de Villa Carlos Paz los denunció penalmente acusándolos de violar la cuarentena (ver aparte en esta edición).

Torpeza, mezquindad, autoritarismo. Eso mostró el gobierno de Villa Carlos Paz. La noticia llegó a tener hasta trascendencia nacional. Es que no hay registro, y menos en un contexto de pandemia, donde la solidaridad sea denunciada.

A los pocos días, el municipio lanzo la “red única” de asistencia social que, según asegura la gacetilla municipal, integra a 65 instituciones intermedias de la ciudad que “se encuentran diariamente canalizando las necesidades y dificultades de los vecinos  de manera virtual con el Municipio, quien las resuelve de manera personalizada y domiciliaria para cumplir con las medidas legales de aislamiento y evitar la circulación de los vecinos en la vía pública”.

Sin embargo, las necesidades canalizadas no son del todo atendidas.

20 centros vecinales enviaron una carta al intendente Daniel Gómez Gesteira pidiéndole que “se contemple la posibilidad de incorporar a los bolsones que entrega el municipio los siguientes elementos básicos: aceite, leche, yerba y azúcar”. Motiva lo solicitud “los diferentes y reiterados pedidos de los vecinos para que los mismos contengan estos artículos para ellos de primera necesidad”, se lee en la nota presentada a principios de abril.

El viernes 17 de abril, llegó la respuesta. “Hemos recibido vuestra solicitud y la misma será puesta a consideración del equipo profesional y técnico en virtud de lo planteado para futuras entrega de módulos”, se lee en la nota firmada por Alejandra Roldán (secretaria de Desarrollo Social, Educación, Género y Diversidad) y Darío Zeino (secretario de Gobierno y Coordinación).

Al mismo tiempo recordaron que el municipio “cuenta actualmente, y desde el inicio de la pandemia por el COVID 19, con una serie de Programas Alimentarios como son: “Más leche, más proteínas”; “Programa de Asistencia PAICOR”; “Programa Alimentario Municipal”; “Asistencia a Adultos Mayores”; “Asistencia a Familias de los CIM”, entre otros. Con los cuales asistimos a un total aproximado de 4250 beneficiarios y presentan además, en sus módulos, los productos por Uds. solicitados en la nota de referencia”.

El impacto en el turismo

El impacto de la pandemia en el turismo a nivel mundial, nacional y sobre todo local, todavía es difícil de mensurar. Desde el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio, Villa Carlos Paz perdió un fin de semana largo y Semana Santa.

Las perspectivas para las vacaciones de invierno son prácticamente nulas y los operadores turísticos reconocen que la temporada estudiantil 2020 tambalea. Es que las medidas que tomó el gobierno generaron un escenario complejo, a lo que hay que sumar la incertidumbre sobre cuándo podría comenzar a normalizarse la situación, y el lógico temor a contraer la enfermedad.

La brusca caída de la actividad económica llevó a que muchas familias tuvieran que reestructurar sus gastos y establecer nuevas prioridades. En esta lista, el pago de las cuotas de los viajes de estudios quedó relegado.

En la última reunión del intendente con representantes públicos y privados del ente de promoción turística CAPTUR –realizada el lunes 20 de abril-, la conclusión fue una expresión política de respaldo. Pero está claro que eso no es suficiente para garantizar, por ejemplo, el pago de salarios.

Segú detalla la gacetilla oficial, de la reunión surgió “el compromiso político e institucional de acompañar al sector turístico en todos los ámbitos que sean necesarios, continuando el trabajo en conjunto y profundizando la relación existente”.

También participó del encuentro el secretario de Turismo, Deportes y Cultura, Sebastián Boldrini. A días de realizada la reunión de distintas cámaras y asociaciones de país con el ministro de Turismo de la nación se evaluó también el esquema de créditos y subsidios nacionales y la incorporación del sector al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción frente a la compleja situación que atraviesa el sector turístico por la pandemia.

En la ocasión se discutieron mecanismos de promoción, diagnóstico, campañas digitales y diseño de políticas entre otros puntos de agenda de la secretaria de Turismo, Deportes y Cultura.

Desde la Asociación de Guías de Turismo también manifestaron su preocupación por la crisis que atraviesa el sector. La presidenta de la entidad, Elizabeth Bocca, se comunicó con la secretaria de Promoción Turística de la Nación del Ministerio de Turismo y Deportes, Yanina Martínez, a los fines de brindar información sobre la situación laboral y económica del sector.

A través de un comunicado, desde la organización afirmaron que peligran 10 mil fuentes de trabajo y que la mayoría de los guías de turismo no trabajan en relación de dependencia.

“Siendo monotributistas de diferentes categorías, un gran porcentaje de trabajo es precarizado, y no todos los guías han sido alcanzados por las medidas de auxilio económico instrumentadas por el Gobierno”, se lee en el comunicado.

Por tal motivo, solicitan se los incluya en la batería de medidas instrumentadas por el gobierno nacional, contemplados por las acciones que desarrollen las jurisdicciones provinciales. “La crisis provocada por el Covid-19, sus extensiones en pandemia y cuarentena han causado un golpe inimaginado en la actividad turística. Siendo hoy uno de los sectores más vulnerables en la actividad socioeconómica argentina”, completaron.

El escenario que viene

El sábado 25 de abril el presidente Alberto Fernández anunció la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 10 de mayo y, al mismo tiempo, informó que en algunas ciudades se podrían habilitar excepciones.

Esto último generó expectativas en Villa Carlos Paz ya que, a priori, cumpliría al menos con algunos de los cinco requisitos planteados para que esto ocurra: Tiempo de duplicación de casos confirmados inferior a quince días; Sistema de salud con capacidad adecuada para dar respuesta; Evaluación positiva de las autoridades sanitarias respecto al riesgo socio-sanitario en relación con la densidad poblacional; El porcentaje de la población exceptuada de las medidas de aislamiento no podrá superar el 50% de la población total del departamento o partido; La zona geográfica no podrá estar definida como “con transmisión local o por conglomerado” por la autoridad sanitaria nacional.

Sin embargo, a minutos del anuncio de Fernández, el gobernador Schiaretti afirmó que en nuestra provincia “la ciudad de Córdoba y las del Gran Córdoba seguirán con la misma restricción de aislamiento”.

Y Villa Carlos Paz, aunque encuadra con el requisito de tener menos de 500 mil habitantes para solicitar excepciones, se encuentra dentro del Gran Córdoba, por lo cual quedó fuera de esta posibilidad.

De todos modos tras la reunión del COE (Centro de Operaciones de Emergencia) se enfatizó que los gobiernos locales no podían avanzar en disposiciones particulares, y con respecto a la posibilidad de realizar esparcimiento en un radio de 500 metros, “en aquellas localidades con baja densidad poblacional y nula circulación viral se evaluará con las autoridades municipales la situación epidemiológica local y conforme a ello la posterior autorización”.

Medidas económicas

En una sesión especial realizada el jueves 16 de abril, el Concejo de Representantes aprobó una mega ordenanza con distintas medidas económicas que comenzará a aplicar el municipio de Villa Carlos Paz en el marco de la pandemia del coronavirus.

La sesión se concretó tras el pedido expreso de los concejales Carlos Quaranta (Carlos Paz Inteligente), Daniel Ribetti (Carlos Paz Despierta), Jorge Lassaga (Carlos Paz Somos Todos) y Gustavo Molina (Frente Capaz).

La sesión mostró a un oficialismo abroquelado. De hecho, pasó a comisión todos los proyectos presentados por la oposición, salvo uno de Natalia Lenci (UCR) referido al uso obligatorio de barbijos caseros o tapaboca en la vía pública, que contempla multas de hasta 2 mil pesos a quien no lo use.

Justamente este tándem, CPU (Soledad Zacarías, Sebastián Guruceta, Carla Livelli, Leonardo Villalobos, Carina Fernández, Mariano Melana y Patricia Morla) más Lenci, rechazó prácticamente todas las propuestas esbozadas por Carlos Quaranta (CPI), Gustavo Molina (Capaz), Jorge Lassaga (CPST) y Daniel Ribetti (CPD).

El proyecto del oficialismo se aprobó por unanimidad en general, tras un debate de casi cuatro horas. Hubo diferencias en la votación en particular en algunos artículos.

Las medidas aprobadas son: plan Especial de Pago de Deudas Tributarias para tasas y contribuciones (hasta el 31 de marzo del año 2020), con quita de intereses de acuerdo al plan de pago; prórroga por 60 días de los vencimientos de los planes de pago vigentes; suspensión de mínimos de la contribución que incide sobre la actividad comercial, industrial y de servicios para los períodos 04 y 05/2020; habilitar la libre disponibilidad de los recursos provenientes de cuentas con afectación específica de origen municipal; y reducir el pago del 50% de los haberes que les correspondiere percibir a las Autoridades Superiores y Personal de Gabinete, por el plazo de dos meses, a partir del 1 de abril de 2020.

Por primera vez la sesión se transmitió en vivo y directo a través de la página de Facebook del Concejo de Representantes, aunque por dificultades técnicas no se pudo escuchar claramente el debate.

Nota correspondiente a la edición n° 552 del periódico La Jornada, del 29 de abril de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here