Lic. en Nutrición Paticia I. Nardi – M.P. 4052
Consultas Particulares y Obra Social – Tel y WhatsApp 03541 56 93 91

La contaminación cruzada se produce cuando microorganismos perjudiciales para la salud, generalmente bacterias, son transferidos desde los alimentos crudos, las manos sucias, algún equipo elaborador de alimentos y/o los utensilios contaminados a los alimentos inocuos, es decir aquellos que no presentan riesgo a la salud por estar limpios o cocidos.

Se puede producir de dos maneras:

 – Directa: Cuando los alimentos listos para comer toman contacto con los alimentos crudos, contaminados. Por ejemplo: cuando el agua de deshielo de pollos, carne y pescados crudos cae sobre una comida cocida o ya lista para consumo.

 – Indirecta: Es la producida por el paso de contaminantes de un alimento a otro a través de las manos, utensilios, equipos, mesadas, tablas de cortar, etc. Por ejemplo, si con un cuchillo se corta una carne cruda y con ese mismo, se cortan las verduras ya lavadas, o la carne ya cocida, los microorganismos que estaban en la carne cruda, pasarán a las verduras y/o la carne cocida y las contaminarán. También puede ocurrir por una mala higiene de manos al manipular alimentos.

Como la contaminación de alimentos causa enfermedades, la misma se debe prevenir.

Por ello, realizar un correcto lavado de manos entre la manipulación de alimentos crudos y cocidos o listos para consumir, y cada vez que haya tomado contacto con elementos no higiénicos (cajas, tachos de basura, trapos, rejillas, etc.).

Utilizar distintas tablas y utensilios para manipular y/o cortar, alimentos crudos y cocidos. Todo por separado.

La carne recién comprada o la que se saca para descongelar, colocarla en un recipiente en la parte más baja de la heladera, para evitar que por goteo contamine otros alimentos.

Lavar y desinfectar las superficies y utensilios entre la manipulación de alimentos crudos y alimentos cocidos o listos para consumir.

Evitar tablas y mesadas de madera ya que acumulan suciedad y gérmenes.

Siempre que sea posible utilizar toallas de papel descartable en lugar de trapos, rejillas, repasadores.

Mantener todas las superficies, electrodomésticos y utensilios limpios.

La contaminación cruzada, también es importante cuidarla en la manipulación de alimentos aptos para celíacos, pero eso lo hablaremos en otra columna del semanario.

Con respecto al Covid-19, si bien por ahora no hay indicios de transmisión a través de los alimentos, sí es muy importante que siempre antes de almacenarlos, en alacenas o heladera, deberán higienizarse envase por envase. Esto puede realizarse con un paño húmedo embebido en una solución desinfectante, ya que el virus puede llegar a permanecer en la superficie del envase por varios días. Y como medida general, la higiene de manos y superficies con agua y jabón antes de preparar alimentos, es primordial.

Quedate en casa!

Nota correspondiente a la edición n° 552 del periódico La Jornada, del 29 de abril de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here