Al cumplirse un mes de la determinación del aislamiento social, preventivo y obligatorio, la responsable del Centro de Operación de Emergencia (COE) de Punilla y directora del hospital Domingo Funes, Sonia Nieva, hizo un balance de la situación y valoró el trabajo articulado con otras fuerzas vivas como Bomberos, Defensa Civil, las Fuerzas Armadas, la policía y personal de salud.

“Son distintas las miradas que tenemos. Hemos avanzado mucho en la determinación de protocolos adaptados a la zona. Lo mejor que hemos conseguido en este tiempo es la comunicación con los intendentes de los diferentes municipios. Hemos buscado tener un vínculo estrecho para conocer la problemática y buscar la solución”, dijo en diálogo con VillaNos Radio.

Vale recordar que a los pocos días de la determinación de la cuarentena total, el gobierno provincial dispuso la creación de ocho COE que están ubicados en las ciudades de Córdoba, Río Cuarto, San Francisco, Villa María, Jesús María, Santa María de Punilla, Villa Dolores y Alta Gracia.

Tienen como finalidad la organización logística para asistir a la población en todo el territorio provincial. “Ese organismo es quién bajo la conducción del sistema provincial de salud, va a tomar las medidas necesarias en los ámbitos de la Salud, la Seguridad y la Acción Social, en toda la geografía provincial”, dijo el gobernador Juan Schiaretti.

En el caso del COE Punilla, el centro de salud de referencia es el hospital regional Domingo Funes. Consultada sobre la capacidad del nosocomio, Nievas fue contundente: “El hospital está con capacidad suficiente para satisfacer la demanda de este momento de la pandemia. Hoy (por el viernes 24 de abril), en el hospital hay un solo paciente internado y tiene una evolución favorable. El hospital en este momento está con casi 30 camas de sala común de las cuales una sola está ocupada con un paciente para la pandemia. Es decir que hay 29 camas esperando pacientes. Las 11 camas de Terapia Intensiva no tienen pacientes COVID. Es decir que estamos a la espera de que aparezcan los pacientes. Estamos preparados para la llegada, ojalá que nunca se dé. Es decir que lleguemos a septiembre y tengamos esta situación”, expresó con esperanza.

Y remarcó: “Ojalá que no pase nada, pero estamos preparados”.

En la misma línea dijo que tienen un plan de ampliación del hospital que está diseñado para cuando empiece la segunda fase de la pandemia que sería la más crítica y que implica mayor demanda de asistencia médica. “No tiene sentido hacerlo hoy porque estaría vacío, pero sí tenemos previsto este plan de ampliación”, insistió.

Nota correspondiente a la edición n° 552 del periódico La Jornada, del 29 de abril de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here