Ante el avance del coronavirus se reúne la Comunidad Regional Punilla (CRP) para acordar acciones en conjunto y Villa Carlos Paz no participa. Días después se reúnen las ciudades que conforman el Gran Córdoba, y Villa Carlos Paz tampoco participa.

Dirá, el intendente Daniel Gómez Gesteira, que el municipio no va a las reuniones de la CRP porque no forma parte. Es cierto. Pero también es cierto que revertir esa situación es una decisión política que su espacio político, Carlos Paz Unido, siempre rechazó, sin ningún tipo de argumentos. La ausencia en la mesa del Gran Córdoba tampoco exhibe explicaciones oficiales.

A nivel nacional y provincial, con mayor o menor énfasis, las fuerzas políticas que gobiernan buscan consensuar algunas medidas con la oposición.

Como contrapartida, en Villa Carlos Paz el diálogo con quienes piensan diferente es prácticamente nulo.

La actitud ‘aislacionista’ no es nueva pero no deja de sorprender en el actual contexto de crisis sanitaria y económica.

Es que al ‘aislamiento social, preventivo y obligatorio’ por el Covid-19, la ‘Gestión Comunitaria’ le sumó un ‘aislamiento político y voluntario’ poco menos que inexplicable.

El único intento por revertir esta imagen está dado por el acercamiento con la concejala radical Natalia Lenci, que se leyó más que nada como una forma de buscar esmerilar a la oposición.

Exhibiendo una inseguridad pasmosa, que incluso hacia adentro del municipio genera dudas sobre las condiciones de liderazgo del mandatario, agravada por el ‘fantasma’ de Avilés sobrevolando cada decisión, el gobierno de CPU ve enemigos en todos lados.

Ejemplo claro de esto es la insólita (y absolutamente repudiable) denuncia penal formulada contra distintas iniciativas solidarias que surgieron para dar respuesta a la necesidad de muchos vecinos que no eran atendidos por el municipio.

Otra señal de debilidad es el sistemático ninguneo a las demás fuerzas políticas y, consecuentemente, a los vecinos que votaron estas propuestas.

Criticado hasta el hartazgo por haber montado un ‘show mediático’ que incluyó fotos y videos entregando bolsones de comida al Refugio Cura Brochero, Gómez Gesteira optó por no responder a la nota enviada por los excandidatos a la intendencia de Villa Carlos Paz que lograron representación legislativa en la última elección municipal.

Tras reunirse de manera virtual, Carlos Felpeto (Frente Capaz), Mariana Caserio (Carlos Paz Inteligente), Rodrigo Serna (Carlos Paz Somos Todos) y Emilio Iosa (Carlos Paz Despierta) firmaron un documento conjunto dirigido al intendente solicitando diálogo urgente, y poniéndose a disposición para ‘integrar el Comité de Crisis y conocer en profundidad el plan de contingencia de nuestra ciudad’.

En la nota, fechada el 6 de abril, manifestaron su “profunda preocupación por la falta de diálogo expresado por el gobierno municipal ante las propuestas de ayuda y colaboración realizadas por muchos vecinos y por nuestras fuerzas políticas, que representan el 65% del electorado en nuestra ciudad”.

“Aunque podamos discrepar en muchas cosas, quienes firmamos esta carta, coincidimos plenamente en que la situación sanitaria que atraviesa nuestra ciudad, nuestro país y el mundo entero, es sumamente delicada. Por ello, debemos hacer el máximo esfuerzo en generar consensos democráticos plurales que puedan responder con celeridad y eficacia, a esta situación que golpea nuestra comunidad”, afirmaron. Y explicaron: “Hemos decidido aunar nuestras voces, para solicitarle una audiencia virtual o del modo que Ud. considere más conveniente, con el principal objetivo de que el gobierno sume a nuestros concejales de manera urgente al Comité de Crisis de Villa Carlos Paz”.

“Además queremos plantearle algunas cuestiones que nos preocupan junto a otras que creemos que pueden sumar. Nuestro objetivo es ayudar a reconstruir la confianza social que el gobierno de la ciudad necesita para enfrentar el enorme desafío que significa esta pandemia y hacerlo de manera plural, coordinada y eficaz.

Así lo han hecho, tanto el gobierno nacional como el gobierno de la provincia y sinceramente esperamos que usted opte por retornar al camino del diálogo democrático”, subrayaron.

El silencio como única respuesta tiene también su correlato en el ámbito legislativo, donde las múltiples propuestas formuladas por los ediles de la minoría (con la única excepción de Lenci) ni siquiera son discutidas.

Lo que se dice una ‘Gestión Comunitaria’ selectiva a medida de las propias ambiciones.

Nota correspondiente a la edición n° 552 del periódico La Jornada, del 29 de abril de 2020.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here