El marco es la prevención, por sobre todas las cosas, y la necesidad de hacer pesar el “rigor” a personas que pudieran hacer circular el coronavirus en el territorio provincial.

Por eso, el gobierno de Córdoba dispuso que, a partir de ahora, “para los supuestos de quebrantamiento del aislamiento domiciliario establecido como estrategia de prevención”, la multa a aplicar será de 200.000 pesos.

El contexto es la resolución 312 del Ministerio de Salud, que lleva la firma del titular del área, Diego Cardozo, que se basa en el Protocolo dispuesto casi a nivel ecuménico, respecto al respeto de una cuarentena obligatoria para casos que pudieran ser “de riesgo” de contagio.

Puntualmente, apunta a quienes se les ordenó un aislamiento total al llegar a la provincia luego de realizar un viaje. No se deja de lado, así, a los residentes que aún intentan regresar al país, o quienes lo hicieron recientemente.

En ese marco ingresan 14 cordobeses con arribo este jueves desde Cusco, Perú. Al hecho de poder “guardarse” en cada domicilio, con asistencia de familiares, la Provincia tiene en marcha un esquema con hoteles, que funcionan reservados para este tipo de casos.

Pero también en casos que están controlados de manera domiciliaria, sea por presentar síntomas o porque las autoridades lo consideren necesario, y se los detecte fuera de la vivienda.

Se deja sentado que lo recaudado irá destinado a “financiar el sistema sanitario”.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here