Tras la declaración de pandemia de COVID-19, las fake news, audios y otros mensajes falsos comenzaron a proliferar en redes sociales, principalmente en redes sociales.

El ANLIS Malbrán, por ejemplo, salió a desmentir un falso audio atribuido a una supuesta microbióloga del Instituto, Carina Martinich. “Se está esperando que acá en la Provincia el número de infectados en la Provincia sea del 75% de la población”, decía el falso audio. A su vez la supuesta microbióloga, que el Malbrán dice que no existe, llamaba a hacer fuertes compras en estos días.

Según pudo recabar Rosario 3, la “verdadera” Martinich es integrante del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (CEMAR). A su vez, negó la autoría del audio.

“Malbrán informa que todas sus comunicaciones se publican únicamente a través de sus redes oficiales”, remarcó la entidad.

Desde cba24n.com.ar se pudo recabar varios audios viralizados en redes sociales y se pudo detectar una tendencia a instigar a los receptores del mensaje a salir de sus casas a hacer compras masivas o extraer enormes sumas de dinero en cajeros.

Los audios tienen un elemento vandálico cuyo objetivo es generar miedo en la sociedad.

Cómo no caer en la desinformación

La Fundación Gabo y su Red Ética publicó una serie de consejos para periodistas para no caer en noticias falsas de redes sociales. No obstante, estos consejos pueden ser aplicados a la población en general.

– Verificar la fuente de la información: observar quién realizó el mensaje, desde qué cuenta y desde cuándo está activo el perfil. Detectar el origen de la información. Las cadenas de mensajes o audios reenviados no son confiables ya que ningún usuario puede registrar quién produjo el mensaje.

– Revisar si autoridades o medios de comunicación han confirmado los datos: verificar si varios medios confirmaron la noticia, en lo posible con diferentes fuentes contrastadas y la misma información. No obstante, tener en cuenta que los medios de comunicación no son inmunes a las falsas noticias.

– Consultar fuentes oficiales: además de los medios de comunicación, se puede recurrir a las fuentes oficiales de la información: cuentas de redes sociales y páginas web de entidades, funcionarios y organizaciones.

-Verificar y cuestionarse en todo momento si la información es real.

– No dejarse llevar por los sentimientos: una de las principales razones por qué las noticias falsas son muy compartidas es porque apelan a la subjetividad de sus lectores. No hay que dejar ganar a la ansiedad de compartir una noticia aunque genere miedo, ansiedad o enojo.

– Esperar el desarrollo de la noticia: muchos audios de WhatsApp se presentan como “información que todavía no está en los medios”. En este sentido, la información resulta ser falsa y a su vez busca socavar la confianza hacia los medios, sugiriendo que “ocultan información”.

– Tomar conciencia de lo qué se envía: reenviar un mensaje o compartir una publicación es casi un acto reflejo en el uso de las redes sociales. Ante todos estos consejo, no enviar un mensaje falso ayuda a detener la desinformación.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here