Florencia Santillán formalizó el pasado lunes 17 de febrero ante el INADI una denuncia contra al municipio de Villa Carlos Paz por discriminación.

La decisión la había tomado el jueves anterior cuando, una vez más, fue hasta el Concejo de Representantes con intenciones de asistir a la sesión, pero no pudo porque el acceso es únicamente por escaleras, sin opciones para las personas que se mueven en sillas de ruedas.

“Llevo cuatro años dando batalla en diferentes ámbitos para que el Concejo de Representantes de Villa Carlos Paz tome las medidas de accesibilidad arquitectónica necesarias para que las personas con discapacidad y/o movilidad reducida podamos subir al recinto y a los despachos; en estos cuatro años jamás he obtenido la más mínima respuesta concreta y efectiva por parte del municipio.

No puedo acceder al Concejo por no poder caminar, lo que significa que este municipio me discrimina por usar silla de ruedas”, afirmó la joven. Y aclaró que la denuncia debió hacerla “por correo postal dado que la Delegación del INADI está en Córdoba Capital y Villa Carlos Paz no cuenta con unidades de transporte interurbano adaptadas y/o accesibles para sillas de ruedas, lo que es una muestra más del desastre que es esta ciudad en materia de inclusión y garantía de derechos para las personas con discapacidad”.

“Agradezco a Carina y lxs integrantes de la delegación del INADI Córdoba por el interés y predisposición que me han manifestado, al mismo tiempo que hago extensivo el agradecimiento a cada una de las personas que se han comunicado conmigo y han colaborado con la difusión de esta denuncia. Lamento profundamente que Daniel Gómez Gesteira y las y los concejales y funcionarios de Carlos Paz Unidos sigan haciendo la vista la gorda ante un hecho tan despreciable”, expresó.

Nota correspondiente a la edición n° 550 del periódico La Jornada, del 26 de febrero de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here