Este sábado 22 de febrero se cumplen tres años del asesinato de Franco Amaya a manos de la policía de la provincia de Córdoba. Familiares, amigos y organizaciones sociales convocan a un acto conmemorativo para hacer un ejercicio activo de memoria por Franco y seguir reclamando justicia.

La actividad se hará esté sábado desde las 17:00 en la plaza ubicada en Av. Perón y Los Gigantes, en barrio Miguel Muñoz B.

En el lugar se volverá a pintar un mural conmemorativo, con la participación de artistas plásticos de nuestra ciudad. También habrá música en vivo e intervenciones en el lugar.

Estas actividades en el espacio público tienen por fin seguir reclamando justicia, denunciar los abusos policiales y hacer un ejercicio activo de memoria. Somos parte de una sociedad que sigue reclamando justicia para que el crimen de Franco no sea olvidado y no se repita nunca más.

¿Qué pasó con Franco?

Franco Amaya tenía 18 años y estaba a punto de recibirse de peluquero. En la madrugada del 22 de febrero de 2017 estaba preparándose para ir a ver a Ulises Bueno en el boliche Molino Rojo. Con su primo Agustín salieron en moto a buscar una camisa.

Cuando circulaban por calle Los Gigantes casi en la intersección con Alem, se encontraron con un control policial. La moto tenía pocos frenos y Franco intentó detenerse utilizando los cambios. Allí es cuando el policía Rodrigo Maximiliano Velardo Bustos (26) disparó por considerar que estaban evadiendo el control policial.

Su compañero, el agente Oficial Ayudante José Ezequiel Villagra (23), era el responsable del control vehicular y sólo atinó a darle aviso a un superior cuando ocurrió el hecho, negándose a brindarle ayuda a Franco, que agonizaba. 

Ambos policías estaban alcoholizados al momento del hecho.

Franco fue una de las 11 personas que en 2017 fue asesinada por la policía de la provincia de Córdoba.

En mayo del 2018 la Cámara 11 del Crimen llevó adelante el juicio. Allí, el policía Bustos fue condenado a 12 años de prisión; mientras que Villagra fue absuelto. La presencia de alcohol en sangre de ambos policías fue considerada un atenuante de la condena.

“Por ello volvemos a salir a la calle para decir ¡Basta de gatillo fácil!, ¡Justicia por Franco Amaya y por todas las víctimas de la violencia policial!”, expresa la convocatoria.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here