En la sesión de este miércoles de la legislatura provincial tomó estado legislativo un proyecto que prevé la creación de una ‘Autoridad de Cuenca del lago San Roque’ que se encargará, entre otros aspectos, de ‘gestionar y administrar con carácter de Unidad Ejecutora Central los fondos necesarios para llevar a cabo el Plan Integral de Control de la Contaminación y recomposición Ambiental’

La iniciativa lleva la firma del legislador y exintendente de Río Cuarto, Juan Jure (Juntos por el Cambio).

De constituirse, el ente intentará realizar lo que nunca pudo hacer el Comité de Cuenca del lago San Roque, creado en 1989 durante la gobernación de Eduardo Angeloz.

Jure hace referencia a este organismo en los fundamentos, colocándolo en la lista de ‘fracasos y frustraciones’ relacionadas al saneamiento del embalse.

El ‘Comité de Cuenca’, integrado por la provincia y municipios y comunas de Punilla, nunca llegó a aplicarse.

Un amparo ambiental presentado en 2013 por la ONG Calidad y Desarrollo Ciudadano obligó a la justicia a intervenir. El juez Daniel Strasorier ordenó en aquel momento la conformación del Comité de Cuenca y la presentación de un plan de obras a corto, mediano y largo plazo, relacionadas al saneamiento del lago.

En ese marco se formalizó una reunión del comité, y un plan fue presentado, pero no hubo avances concretos. Como anécdota cabe recordar que tras dicho encuentro se anunció la compra de la famosa ‘cosechadora’ de algas.

Luego de esto el juez consideró que el rol de la justicia estaba cumplido y declaró ‘abstracto’ al amparo.

La siguiente noticia del Comité de Cuenca es de 2016, cuando se realizó una nueva reunión. Allí surgió la realización de otro encuentro, en este caso en Cosquín, con la participación de ONG y organizaciones territoriales. A partir de allí, nada más.

Unidad territorial, la clave para poder avanzar

Jure sostuvo una de las principales razones  por las cuales hasta el momento no se ha podido “encarrilar un problema esencial como es la contaminación de la cuenca más importante que abastece de agua a casi 1.700.000 personas en la provincia” es “la carencia de una estructura político-institucional, que tome como unidad territorial de análisis a la cuenca del Lago San Roque”.

Juan Jure

“Los 20 municipios de la cuenca del Lago San Roque nunca se han constituido en una “unidad territorial” de la cuenca del Lago, y esa razón ha impedido proyectar con eficacia la organización de la cuenca hídrica para efectuar el saneamiento de la misma”, afirmó. Y rescatando el enfoque que sobre las distintas cuencas provinciales planteó el gobernador Juan Schiaretti, remarcó que “estamos obligados a ponernos a trabajar con imaginación y con audacia sobre la base de nuestras coincidencias y no de las diferencias”.

La ‘Autoridad de la Cuenca’ propuesta “ejercerá su competencia en el área de la Cuenca del Lago San Roque y de las localidades de La Falda, Villa Giardino, Valle Hermoso y Huerta Grande como parte de la cuenca alta. Cosquín, Casa Grande, Santa María de Punilla y Bialet Massé de la cuenca media. En la cuenca baja se suman Estancia Vieja, Parque Siquiman, San Roque, Villa Santa Cruz del Lago, Villa Carlos Paz, Tanti y Cabalango más la serie de comunas sobre el río San Antonio: Cuesta Blanca, Tala Huasi, Icho Cruz, Mayu Sumaj y San Antonio de Arredondo”.

El proyecto detalla que estará compuesta por siete integrantes, “entre ellos por el ministro de Ambiente de la Provincia quien ejercerá la presidencia. Tres representantes que designe el Poder Ejecutivo Provincial, y tres legisladores, que representen a los departamentos donde se asienten cada ciudad o comuna y a la ciudad de Córdoba”.

En ese ámbito se creará un ‘Consejo Municipal’ integrado por un representante de cada municipio de las jurisdicciones comprendidas, cuyo objeto será el de cooperar, asistir y asesorar al Ente; y una ‘Comisión de Participación Social’, con funciones consultivas.

Esta Comisión estará integrada por representantes de las organizaciones con intereses en el área y las distintas universidades de la provincia de Córdoba.

La ‘Autoridad de Cuenca Lago San Roque’ tendrá facultades de “regulación, control y fomento respecto de las actividades industriales, la prestación de servicios públicos y cualquier otra actividad con incidencia ambiental en la cuenca, pudiendo intervenir administrativamente en materia de prevención, saneamiento, recomposición y utilización racional de los recursos naturales”.

En particular, la Autoridad está facultada para: a) Unificar el régimen aplicable en materia de vertidos de efluentes a cuerpos receptores de agua y emisiones gaseosas; b) Planificar el ordenamiento ambiental del territorio afectado a la cuenca; c) Establecer y percibir tasas por servicios prestados; d) Llevar a cabo cualquier tipo de acto jurídico o procedimiento administrativo necesario o conveniente para ejecutar el Plan Integral de Control de la Contaminación y recomposición Ambiental. e) Gestionar y administrar con carácter de Unidad Ejecutora Central los fondos necesarios para llevar a cabo el Plan Integral de Control de la Contaminación y recomposición Ambiental.

Se precisa, además, que “las facultades, poderes y competencias de la Autoridad de Cuenca del Lago San Roque en materia ambiental prevalecen sobre cualquier otra concurrente en el ámbito de la cuenca, debiendo establecerse su articulación y armonización con las competencias locales”.

La propuesta prevé también la creación de un Fondo de Compensación Ambiental que será administrado por la Autoridad de Cuenca Del Lago San Roque y será destinado “prioritariamente a la protección de los derechos humanos y a la prevención, mitigación y recomposición de los daños ambientales”.

Este Fondo de Compensación estará integrado por: a) Las asignaciones presupuestarias incluidas en la Ley Anual de Presupuesto que efectúe el Gobierno Provincial, y un porcentaje de la coparticipación correspondientes a cada municipio o comuna que integre la Cuenca y la ciudad de Córdoba; b) Los fondos recaudados en concepto de multas, tasas y tributos que establezcan las normas; c) Las indemnizaciones de recomposición fijadas en sede judicial; d) Los subsidios, donaciones o legados; e) Otros recursos que le asigne el Estado nacional, la provincia de de Córdoba, el Gobierno de la Ciudad de Córdoba, y los municipios que integran la cuenca detallados en el art 1°; f) Créditos internacionales.

El proyecto será debatido en las comisiones internas de la Unicameral, en busca del consenso necesario para ser aprobado en el recinto.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

1 COMMENT

  1. Como dijo un viejo zorro, si quieres que no se haga nada al respecto, hay que crear una comisión. Promediando el siglo pasado y con más repercusión a mediados de los 70 se viene estudiando la contaminación del lago san roque. Desde entonces y con las primeras conclusiones (ante la desidia de gobiernos provinciales y municipales), se sucedieron en crear comisiones que “se iban a ocupar de la remediación del ambiente). Sin embargo, nada se hizo, excepto varios intentos por privatizar los servicios de agua y cloacas muchos de ellos prestados por cooperativas. El caso más renombrado fue el convenio por el cual se le dio participación a la empresa Bechtel, para hacer un estudio de la cuenca (recabo los datos existentes en la provincia y municipios a los que aporto poco y nada nuevo y se llevó U$S 700 mil verdes). Lo más relevante para ellos era concentrar en una sola prestadora (Bechtel) la prestación de los servicios privatizándolos. Así la ciudad más importante de la cuenca, pasó el servicio de agua desde el estado a Aguas “Cordobesas”, primero al grupo Suez y luego a Benito Roggio. Durante décadas se asignaron fondos del estado para el sostenimiento de estas estructuras que nada hicieron más que favorecer al capital privado y a la vista está el resultado. Cambian los actores pero el guión es el mismo, hacer una comisión para no hacer nada, en todo caso nuevos negocios.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here