Inaugurado el 23 de diciembre pasado y llamado a convertirse rápidamente en un nuevo ícono turístico de Villa Carlos Paz, el ‘Puente del Centenario’ que une de manera peatonal ambas costaneras en pleno centro, y que costó unos 150 millones de pesos, se transformó rápidamente en un auténtico dolor de cabeza para los gobiernos provincial y municipal debido a un insólito fallo en el diseño.

Es que el piso se cubrió de chapas de aluminio texturado que con el sol levantaban altísimas temperaturas, lo que provocó serias quemaduras en al menos tres niños.

El tema estalló en los medios a comienzos de enero, apenas un puñado de días después de la inauguración oficial, cuando vecinos y turistas advirtieron que el flamante ‘Puente del Centenario’ se tornaba peligroso en los días de mucho calor por la temperatura que adquiría la estructura metálica. Sobre todo el piso.

Esta situación provocó que al menos tres niños resultaran con serias quemaduras tras caer sobre la chapa. Incluso, una de las familias confirmó que demandará tanto al gobierno municipal como al provincial por los daños causados (ver aparte).

Con el escándalo instalado la reacción de las autoridades fue clausurar el paso, que rápidamente el ingenio popular bautizó como ‘el puente que quema’, ‘el puente ardiente’ o ‘La Planchetta’.

El cierre se concretó el 7 de enero con la idea de analizar alternativas para resolver el problema.

Luego de los accidentes, y mientras desde el municipio intentaban ‘despegarse’ rápidamente atribuyendo toda la responsabilidad al gobierno de Córdoba, el presidente de la comisión de Vialidad Provincial, Martín Gutiérrez, explicó que el puente peatonal se había realizado con la misma tecnología de las pasarelas en el Parque del Kempes. Y allí no se registraron inconvenientes.

“Habíamos construido cuatro pasarelas en el Parque del Kempes y nunca tuvimos un inconveniente. Por esto decidimos avanzar con esta tecnología. Es una chapa que nos provee una empresa de Río Tercero. La metodología de construcción es la misma, pero la arquitectura es más extensa. Tiene un asoleamiento importante y al estar nueva absorbe más energía”, acotó. Y admitió que puede haber diferencias en el espesor y la textura de la chapa respecto de las pasarelas.

La primera opción para resolver la cuestión fue cubrir el piso con una pintura epoxi atérmica. Sin embargo, luego de algunas consultas técnicas hubo un cambio de opinión y se optó por la colocación de adoquines.

Finalmente, tras dos semanas clausurado mientras se desarrollaban los trabajos, el ‘Puente del Centenario’ fue rehabilitado el pasado martes 21. Y recuperó su rol de nueva postal turística.

Demandarán al municipio y la provincia

La familia de una beba que cayó sobre el piso del ‘Puente del Centenario’ y sufrió serias quemaduras demandará tanto al gobierno provincial como municipal.

Así lo confirmó la mamá de la pequeña en una entrevista con Canal 12. La mujer contó que se quemó ambas manos y una pierna el 31 de diciembre pasado, tras tocar el piso de chapa del puente peatonal.

Las lesiones de la beba terminaron con las vacaciones de la familia, oriunda de La Rioja. “Se quería arrancar las manitos, gritaba de dolor. Salimos corriendo a buscar ayuda”, expresó.

La beba tiene ampollas en ambas manos y en la pierna. Le inyectaron calmantes para disminuir el dolor y le aplicaron curaciones con cremas y vendas.

“La gente que ve las ampollas piensa que tocó una brasa o se quemó con fuego, no pueden creer que haya sido con un puente”, apuntó.

En tanto el abogado de la familia, Diego Reyes, adelantó que realizarán el reclamo judicial a la provincia y a la municipalidad de Villa Carlos Paz. Y relató que cuando la mamá se comunicó con el municipio, le dijeron que no podían hacer nada “porque es una obra provincial”.

Otro caso

La madre de otro pequeño que cayó al piso y debió recibir asistencia en el Sanatorio Allende denunció en las redes sociales que, “se quemó las manos, el brazo y la pierna”.

“Salí rajando al Hospital Privado de Córdoba, pero no había cirujanos especialistas en quemaduras. Me trasladaron al Hospital de Niños, aunque no nos recibieron porque tengo OSDE. Terminamos en el Allende. Gracias a Dios mi hijo está bien”, expresó.

La explicación del arquitecto que diseñó el proyecto original

Darío Schoulund fue el arquitecto que diseñó el proyecto original del ‘Puente del Centenario’.

En una entrevista con eldoce.tv, y en medio de la polémica, el profesional aclaró que si bien la idea principal tenía que ver con lo náutico y caminar por un deck de madera, hubo muchos ajustes por parte de la Dirección Provincial de Vialidad.

“Vialidad sugirió ese piso porque lo habían usado en tres pasarelas en Córdoba y sin ningún problema”, detalló.

Advirtió, sin embargo, que “la temperatura no se experimentó en otros puentes”.

“Especulan que es porque está sobre el agua y puede haber reflejo y calentar”, aseveró.

Sobre las críticas sostuvo que, “nadie diseña y construye buscando problemas. Es una situación, nadie tuvo la culpa. Las personas que estuvieron involucradas hicieron lo mejor que se pudo para que sea una obra relevante en Carlos Paz”.

Piden informe en el Concejo

El concejal Jorge Lassaga (Carlos Paz Somos Todos) presentó un proyecto de resolución cuyo objetivo es obtener información fehaciente sobre las modificaciones que se desarrollaron sobre el piso del Puente Centenario.

“Necesitamos contar con información que brinde certezas sobre la garantía de la estructura y su vida útil”, expresó el edil. Y consideró que el Estado, en todos sus niveles, “debe cuidar y velar por la seguridad de vecinos y turistas que se encuentran de visita en nuestra ciudad”.

“En este sentido, entiendo que las administraciones públicas deben trabajar articuladamente para garantizar la mayor cantidad de herramientas, puestas al servicio del control y uso eficiente de los recursos.

El Puente Centenario se posiciona como un nuevo icono turístico de nuestra ciudad y es por esto, que desde su inauguración a fines del año pasado, luego su inhabilitación el pasado 7 de enero y la expectativa por su nueva habilitación, ha generado un sinfín de interrogantes, tanto en medios de comunicación locales, provinciales y nacionales, como así también en vecinos de nuestra ciudad.

La mejor manera de aportar a la transparencia publica, es brindando información que genere tranquilidad y previsibilidad en el corto y mediano plazo”, afirmó.

Argumentó asimismo que el pedido de información, “se sostiene a partir de entender la responsabilidad que tiene el Estado, en sus distintos niveles, sobre las acciones políticas que lleva adelante”.

El proyecto tomó estado legislativo en la sesión del jueves pasado, y fue derivado a la comisión de Desarrollo Urbano Ambiental.

Nota correspondiente a la edición n° 549 del periódico La Jornada, del 29 de enero de 2020.

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here