El Ocean Viking, el barco de rescate que operan las ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) y SOS Mediterranée, subió a bordo en la madrugada de hoy a 39 migrantes que se encontraban en una embarcación en peligro frente a las costas de Libia.

Las organizaciones informaron en las redes sociales de este “complicado” rescate, efectuado a 35 millas náuticas de las costas libias y con malas condiciones meteorológicas.

Los migrantes y refugiados viajaban en una “inestable” barca de madera, reseñó la agencia de noticias Europa Press. Tanto las ONG con presencia en la zona central del Mediterráneo como la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) alertaron de un repunte en la salida de pateras desde Libia, un país inmerso en un conflicto armado y escenario de violaciones de Derechos Humanos.

La crisis libia será centro de una negociación el domingo próximo en Berlín, Alemania, en una reunión de la que participarán el presidente del gobierno libio, Fayez al Sarraj, y el mariscal rebelde Jalifa Hafter. También estarán presentes como facilitadores del diálogo el presidente ruso, Vladimir Putin; la canciller alemana, Angela Merkel, y a la Cumbre de Berlín está previsto que acudan representantes de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, China, Turquía, República del Congo, la Unión Europea (UE), la Liga Árabe, la Unión Africana, Egipto y los Emiratos Árabes Unidos y Argelia.

Télam

Compartí esta nota y seguinos en las redes

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here