El 9 de julio de 1969 nació oficialmente el Instituto de Enseñanza Especial Mariette Lydis. Se trató de la primera escuela especial para personas con discapacidad. En la actualidad recibe a niñxs y jóvenes de Villa Carlos Paz, Punilla Sur y localidades aledañas como Villa Parque Siquiman, Tanti, Santa María de Punilla y Malagueño.   

El primer espacio de funcionamiento estuvo en calle Caseros al 99 (donde actualmente se encuentra el edificio de EPEC). Luego, en 1971, el colegio inauguró la primera etapa de la construcción de su sede en un terreno donado por la municipalidad, en calle Casaffousth 85 donde funciona actualmente. Para llevar adelante esta obra también se contó con el apoyo del Club de Leones. En el año 1992 se consiguió el predio de barrio Colinas, conocido como “la granja”. Allí funciona hoy el nivel secundario de la institución.

En una publicación elaborada para este aniversario, se cuenta que el nombre de la escuela fue elegido en honor a la pintora vienesa que eligió nuestras tierras para vivir y plasmar su arte. “Su sello personal fue un universo creativo en el cual se vislumbraban personas atravesadas por el dolor, el olvido y la indiferencia”, se lee en la revista.

Para celebrar estos 50 años, desde la institución llevaron adelante diversas actividades a lo largo del año. Una de ellas fue la exposición en la Galería turística del Puente Uruguay donde se mostró lo realizado a lo largo del ciclo 2019, pero también fotos históricas que daban cuenta de todas las personas que pasaron por la escuela.

“Venimos todos el año de festejo y esta muestra también es una celebración para nosotros”, dijo a VillaNos Radio Nancy Tocona, directora del instituto.

Con el proyecto “Marea de gente”, desde la institución salieron a visitar diferentes organizaciones y entidades intermedias de la ciudad. En cada visita propusieron armar barquitos de papel que luego fueron exhibidos en la muestra. “Somos una marea de gente, todos diferentes y remando al mismo compas”, destacaron.

Otra de las acciones desarrolladas por la escuela en el marco de este cumpleaños fue la realización de un mural en una de las salas de espera del hospital municipal Gumersindo Sayago.

“Esta obra implica el trabajo con chicos con discapacidad de nuestra escuela. La idea es que se abran a la comunidad a la cual pertenecen, por eso la idea de intervenir un espacio público. Tenemos una formación atravesada por el arte en la escuela”, expresó la artista plástica y docente Belén Rivero.

Con pincel y pintura en mano, Erik expresó sus emociones a la hora de darle color a la pared: “Le vamos dando vida, en vez de ser un lugar triste y aburrido le vamos a dar felicidad y va a ser un poco más alegre”, dijo. A lo que su compañera Milagros agregó: “Es mi último año en la escuela y es la primera vez que hago esto”.

La docente destacó que la tarea del Mariette Lydis está atravesada por la formación artística, por ser una herramienta expresiva y terapéutica ideal. Además, sostuvo que resulta clave que la ciudadanía sepa lo que las y los chicos son capaces de crear. “Cuando nos asignaron la pared del hospital para intervenir sentimos que era más de lo que esperábamos, porque el mural lo verá mucha gente”, destacó.

Nota correspondiente a la edición n° 547 del periódico La Jornada, del 27 de noviembre de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here