En el ámbito del Concejo de Representantes ingresó un proyecto de ordenanza que establece la creación de un ‘Consejo Municipal de Erradicación del Hambre’ en Villa Carlos Paz.

La propuesta es impulsada por el edil Gustavo Molina (Capaz-Frente Cívico) y tomará estado legislativo en la sesión de este jueves.

La iniciativa contempla que el Consejo Municipal de Erradicación del Hambre estará integrado por inspectores de colegios de todos los niveles, concejales, funcionarios del ejecutivo municipal, centros vecinales, representantes de los credos religiosos, asociaciones empresariales y sindicales, toda aquella institución vinculada a tal fin.

Sus objetivos serán: preparación y ejecución de planes y programas de desarrollo económico y social, haciéndose hincapié en sus aspectos humanitarios, adoptar medidas efectivas de transformación socioeconómica, de la tributación, del crédito y de la política de inversiones, cooperar en el suministro de ayuda alimentaria para cubrir necesidades nutricionales y de urgencia, así como fomentar el empleo mediante proyectos de desarrollo. Aplicar el concepto de la planificación anticipada de la ayuda alimentaria y no ahorrar esfuerzos para proporcionar los productos básicos y la asistencia económica que garanticen cantidades suficientes de productos alimenticios.

En los fundamentos, Molina planteó que el rol del Estado “se vuelve imprescindible para evitar, con políticas públicas concretas, la exclusión y la desigualdad”.

“El concepto de seguridad alimentaria se refiere esencialmente al derecho de todas las personas a tener acceso físico, social y económico permanente a alimentos seguros, nutritivos y en cantidad suficiente para satisfacer sus requerimientos nutricionales y preferencias alimentarias, y así poder llevar una vida activa y saludable”, expresó el concejal; y advirtió que, “las consecuencias de la desnutrición o mal nutrición durante la infancia y la edad preescolar se asocian con retardo en el crecimiento y el desarrollo psicomotor”.

Asimismo subrayó que en el contexto actual “de recesión económica y aumento del desempleo  el hambre ha vuelto a ser un problema estructural en amplios sectores de la sociedad” y que prueba de ello “es la aparición de enorme número de nuevos comedores y merenderos comunitarios puestos a funcionar por la sociedad civil y el recrudecimiento de la demanda de los ya existentes que advierten que se ha duplicado la cantidad de personas que buscan alimentos”.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here