El concejal Gustavo Molina (Capaz-Frente Cívico) también se refirió a la polémica por los sueldos de la planta política, e inscribió la discusión en otra mayor: la del Presupuesto 2020.

“Le pido al intendente Gómez Gesteira que se ponga a gobernar y deje de apagar los incendios de Avilés”, afirmó, dejando en claro su postura.

En diálogo con VillaNos Radio, el edil manifestó en primer lugar su malestar “porque no permitieron ingresar a las personas que se fueron a manifestar al Concejo”.

“Es muy autoritario no permitir que la gente se exprese, llenar el recinto con empleados e intentar desmovilizar a partir de dudosos voceros”, criticó.

Respecto a la cuestión de los sueldos de la planta política recordó que los haberes se fijan por una ordenanza que se acordó con el gremio de empleados municipales en 2008.

Según este criterio, ningún funcionario puede cobrar menos que un empleado de la máxima categoría y antigüedad. Ese monto, en la actualidad, ronda los 85 mil pesos de bolsillo. Y los concejales, neto, perciben entre 105 y 110 mil pesos por mes.

De todos modos, Molina sostuvo que el tema “está para debatirse” para definir si hay que mantener ese criterio o cambiarlo.

“Lo que viene sucediendo con las protestas de la ciudadanía es un signo de los tiempos y debe ser leído por la dirigencia”, afirmó.

En relación al proyecto de presupuesto 2020 que elevó el intendente Daniel Gómez Gesteira, precisó que “el 37% se destinará a pago de personal, y si a esto se suma algo muy difuso y difícil de controlar como son los servicios no personales, el porcentaje llega al 76%”.

“Este presupuesto paga el aparato político de Avilés. Por eso le pido a Gómez Gesteira que se ponga a gobernar y deje de apagar los incendios de Avilés”, disparó.

Adelantó que, tal como está planteado, “no voy a aprobar este presupuesto”, y advirtió que “estamos llegando a fin de año con una subejecución de partidas del orden del 30%”.

“Avilés quiere gobernar por teléfono y le hace poner la cara a otros. Pero le está saliendo muy caro a la ciudad, provocando el enojo y la ira de la gente”, subrayó.

Consideró, por último, que estas “mala decisiones” se verán reflejadas cuando ingrese el proyecto de Tarifaria que fijará el aumento en las tasas municipales.

“La están demorando por el este conflicto social que ellos mismos generaron”, dijo, y puso en la lista de las “malas decisiones” el recorte de la participación ciudadana a través de la eliminación de las audiencias públicas para la contratación de obras públicas y la cesión de espacios públicos.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here