Cerca de un centenar de vecinos se movilizó este jueves para protestar por los sueldos que cobra la planta política de la municipalidad de Villa Carlos Paz.

La polémica se generó cuando se conoció la escala salarial que comenzará a regir desde enero próximo, si se aprueba tal como fue enviado el proyecto de presupuesto del intendente Daniel Gómez Gesteira. Cabe recordar que la tabla fija el salario ‘básico’ del intendente en 250 mil pesos, y de los concejales en 200 mil.

La movilización, que se autoconvocó a través de las redes sociales, se materializó en la sede del Concejo de Representantes, en la terminal de Ómnibus. Entre los asistentes se destacaron los excandidatos a intendente Emilio Iosa (Carlos Paz Despierta) y Rodrigo Serna (Carlos Paz Somos Todos).

Aunque la intención de los vecinos fue subir al recinto para hablar con los ediles, esto fue impedido en primera instancia por personal de Seguridad VCP y luego por la policía.

A todo esto, en la planta alta la sesión ordinaria se inició normalmente, lo que provocó aún más malestar.

El clima se fue caldeando y se resolvió cortar uno de los ingresos de los colectivos a la Terminal, medida que se mantuvo por una hora aproximadamente.

A las 20, aproximadamente, bajó el concejal Jorge Lassaga, quien recordó que el tema de los sueldos fue abordado por su espacio durante la campaña y que, consecuente con esa posición, su primer proyecto tenía que ver con una reducción de las dietas de los ediles.

Además, planteó a los vecinos que la oportunidad de hacerse escuchar será en la audiencia pública que debe ser convocada entre las primera y segunda lectura del tratamiento del presupuesto 2020.

Al margen de estas consideraciones, los vecinos resolvieron volver a convocarse el jueves que viene, también a las 18 en el Concejo.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here