La plataforma de streaming lanzó una nueva medida que despertó indignación en directores de cine y actores.

La nueva función, que se encuentra en período de prueba, permite ver los contenidos hasta un 1,5 veces más rápido. Por ejemplo, una película de dos horas podría verse en tan solo una hora y veinte minutos.

Otras opciones también admite velocidades más lenta que la original. Esta función solamente está disponible para la aplicación de Netflix en Android.

El actor Aaron Paul, Jesse Pinkman en Breakin Bad, dijo: “Están tomando el control del arte de todos los demás y lo están destruyendo”.

Aunque la función está dirigida a personas que no tienen tiempo, fue duramente repudiada por profesionales del ámbito cinematográfico y televisivo.

El cineasta Judd Apatow denunció que se pone en riesgo la integridad artística de la obra. “Esto es una locura. ¿Estás de acuerdo en ver una película de Wes Anderson o Scorsese a alta velocidad?”, cuestionó en Twitter.

Brad Bird, director de Ratatouille, Los Increíbles y El gigante de hierro, expresó: “otra idea espectacularmente mala y otra herida a la ya desangrada experiencia cinematográfica”.

“¿Por qué apoyar y financiar las visiones de los cineastas por un lado y luego trabajar para destruir la presentación de estas películas por el otro?”, cuestionó.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here