Un par de buzos se sumergieron en las aguas del Río Formoso, ubicado cerca de la ciudad de Bonito en el Estado brasilero de Mato Grosso do Sul, para encontrarse con una anaconda de siete metros.

La filmación que publicó la agencia NewsFlare ocurrió en julio cuando estos animales salen de la hibernación y es posible verlos a muy poca distancia.

La grabación que lograron Bartolomeo Bove y Juca Ygarape muestra a la serpiente que se mueve de manera lenta y en ningún momento se muestra agresiva.

“Como se muestra en las imágenes, la anaconda nada tranquila y pacífica, completamente indiferente a nuestra presencia. Este comportamiento desmiente el mito de que es una criatura agresiva y violenta”, expresó Bove.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here