El exjugador tenía 62 y sufría una dura enfermedad. Fue decisivo en la final mundialista anotando un recordado gol de cabeza.

Este lunes dejó de existir José Luis Brown, el Tata, a los 62 años. El campeón del mundo con Argentina en 1986 sufría una enfermedad neurodegenerativa diagnosticada hace nueve años.

Por estas horas, el mundo del fútbol y el ambiente del deporte en general envían sus salutaciones y muestras de dolor ante la pérdida de un valuarte defensivo en el último equipo campeón del mundo de fútbol.

Muchos recuerdan su hidalguía al jugar buena parte del partido final en dicho torneo, ante Alemania, con el hombro destrozado. Tal como lo contó el propio Brown.

Años atrás, en una entrevista, el Tata pidió que una vez fallecido lo entierren en el predio de Estudiantes de La Plata, el club de sus amores.

De acuerdo con lo informado por Estudiantes, los restos del Tata serán velados este martes de 8 a 13 en la sede social del club.

Por siempre quedará en la retina el gran salto mundialista que inició la conquista mexicana.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here