Rubén Carbonell había ingresado de manera ilegal a una cementera para filmar un nuevo video.

El mundo de las redes sociales ha generado que miles de personas se conviertan en creadores de contenidos para canales como Youtube, Facebook, Twitter e Instagram. Sin embargo, los riesgos que se toman para atraer la atención de los seguidores a veces nos son los óptimos.

Rubén Carbonell era un aficionado a los deportes extremos y hacía un tiempo se había convertido en “Youtuber”. Tenía pensado grabar su siguiente video desde una fábrica de cemento ubicada en Alicante, España. Por degracia, la cosa salió mal.

Según se pudo ver en las cámaras de seguridad del lugar, Carbonell llegó al lugar acompañado de un amigo. Subieron a una de las chimeneas de la fábrica y desde allí el youtuber saltó. Al intentar abrir el paracaídas, este no funcionó y por ende cayó desde 45 metros. Murió al impactar contra el suelo.

Al presenciar la escena, el amigo llamó a los servicios de emergencia. Cuando éstos llegaron, no pudieron hacer nada.

Según informaron desde su entorno, el youtuber tenía gusto por los deportes de alto riesgo desde hace años, motivo por el cual empezó a dedicarse a grabar videos de deportes extremos.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here