Las vacaciones de invierno, en Villa Carlos Paz, se despiden con gusto a poco.

Es que el resultado no fue el esperado y hay preocupación en el sector turístico. La lectura que realiza el municipio, en tanto, es bastante más positiva.

De acuerdos a datos aportados por el departamento de Estadísticas de la secretaría de Turismo y Deportes, las vacaciones de invierno registraron un 60% de ocupación promedio en las distintas categorías hoteleras.

“Estamos contentos porque se ve una reactivación del turismo regional en todo el país, tanto en los destinos de nieve como en el Valle de Punilla, Calamuchita y Traslasierra, con una llegada de gran cantidad de turistas. En el caso de Carlos Paz sumamos también a los cordobeses que, de jueves a domingo, incrementan el flujo de visitantes”, señaló el secretario de Turismo Sebastián Boldrini.

Para la Asociación Hotelera y Gastronómica, en cambio, los números son otros: 55% para la primera quincena y 46% para la segunda. “Esto nos da un 50% durante todo el mes. No es bueno”, señaló el presidente de Ashoga, Leonardo González. Y advirtió que a la escasa afluencia de turistas se suma que el sector viene trabajando con las mismas tarifas del verano pasado.

“Seis meses después tenemos los mismos precios, con la acumulación de la inflación que ya debe andar por el 20%”, dijo.

Precisó que el mejor tramo del invierno fue en las dos primeras semanas de julio, cuando estaban de receso escolar Santa Fe, Córdoba y otras provincias del interior. “Buenos Aires fue el gran fracaso de este invierno”, señaló.

“Tenemos un combo explosivo. Ocupación a la mitad, hoteles cerrados y rentabilidad cero. El panorama hacia adelante es muy complicado, y el verano está lejísimo”, opinó.

Reconoció que al andar por el centro “puede haber sensación de que hay mucha gente, pero habría que preguntarles dónde están alojados. Y ahí nos vamos a llevar una gran sorpresa, porque mucho se hospedan en departamentos y complejos que alquilan informalmente.

Tenemos un elefante blanco que está delante de todos y nadie lo ve pero se queda con gran parte de lo que hacemos los que tenemos todo en regla”, aseguró.

En este sentido, recordó que desde 2017 existe una ordenanza que pretende regular los alquileres temporarios, pero que como no se reglamentó no se aplica.

Respecto a la nueva gestión municipal que se iniciará el 12 de agosto con la asunción de Daniel Gómez Gesteira como intendente, el presidente de la Hotelera se puso a disposición para trabajar en conjunto.

“Ayudaría que la nueva gestión haga cosas nuevas, pero si la situación general del país no cambia vamos a seguir igual. De todos modos hay que darle al turismo gran impulso desde el gobierno local, y todos juntos salir a buscar ayuda a la provincia y la nación”, definió.

Lo que dice la calle

Con el objetivo de conocer qué opinan los trabajadores vinculados al sector turístico, más allá de las estadísticas oficiales, VillaNos Radio realizó una recorrida recogiendo diversas opiniones. Para la gran mayoría la actual temporada invernal es la peor en los últimos años con una caída en las ventas que va de un 30 a un 40% según el rubro.

El impacto se cristaliza en el cierre de negocios, el incremento de la precarización laboral y los despidos en el sector.

Opiniones

Marcelo (mozo): “Hace 18 años que trabajo como mozo temporada tras temporada y nunca llegamos a este punto de prácticamente no trabajar nada. Si bien movimiento hay, las cosas están caras y cuesta mucho para que la gente consuma. Hace tres años que viene siendo un desastre. Anteriormente éramos el doble del personal y así en general en el centro.

En una ciudad turística donde no tenés turismo no hay trabajo para nadie. Si fuéramos una ciudad industrial quizás tendríamos otra oportunidad, pero acá realmente sobreviven los que pueden”.

Jorge (taxista): “Es bastante pobre, hay poco movimiento a pesar de que vienen los de Buenos Aires que salen más. Es por la crisis, está caro todo. Este año fue el pico máximo de bajeza”.

Sandra (vendedora de productos regionales): “La temporada es bastante floja, poca gente, no es lo que se esperaba y no se vende mucho. En realidad cada vez peor las temporadas, este año han cerrado muchos negocios en Carlos Paz”.

Graciela (vendedora de excursiones): “No ha sido la temporada que nosotros esperáramos porque, generalmente después del verano, la de invierno nos da un empujón para salir adelante. Hacía mucho tiempo que no nos pasaba esto”.

Nota correspondiente a la edición n° 543 del periódico La Jornada, del 31 de julio de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here