Los comicios municipales del pasado 30 de junio fueron testigos del tercer triunfo en fila de la coalición Carlos Paz Unido.

Sin embargo, no es todo festejo. Es que si bien la victoria conseguida en 2019 para consagrar a Daniel Gómez Gesteira como próximo intendente fue categórica respecto a la oposición, el nivel de apoyo popular decreció considerablemente en comparación con el arrasador triunfo de Esteban Avilés en 2015 y también con el logrado en 2011, en lo que fue el debut de la fuerza electoral. El retroceso queda expuesto tanto si se toman en cuenta los votos obtenidos en cada oportunidad como si la referencia fueran los porcentajes en relación al total de sufragios positivos.

Esto va de la mano de un ‘achicamiento’ de CPU en términos políticos. Cuando nació, en 2011, la alianza estaba integrada por cuatro partidos: Frente Cívico, Partido Socialista (PS), CC-ARI y Movimiento de Integración y Desarrollo (MID). El esquema se repitió en 2015, pero para 2019, a partir de la decisión de Avilés de romper los acuerdos previos sobre todo con Walter Gispert y Omar Ruiz, el frente se fracturó y sólo ‘sobrevivieron’ el PS y el MID para sostener el ‘sello’ Carlos Paz Unido. En el último tramo de la campaña se sumaron dirigentes de diferentes espacios en calidad de adherentes, pero quedó claro que solo fue un intento de ‘maquillar’ este achicamiento político que tuvo escaso peso electoral.

Involución

Repasemos los datos históricos.

En 2011, con Avilés a la cabeza del proyecto, CPU logró 13505 votos (42%), sacándole 23 puntos al segundo, la UCR, que postuló a Carlos Calvo (6121 votos – 19%).

En 2015 Avilés fue reelecto con números para la historia. Sacó 23628 votos (65,6%), estirando la diferencia con el segundo, Juntos por Carlos Paz con Felpeto como candidato (6454 votos -18%) a casi 50 puntos.

En 2019, en tanto, Gómez Gesteira fue electo con 12387 votos (36,09%). El segundo, nuevamente Felpeto esta vez con el frente Capaz, sacó el 16,58% (5690 votos).

Por eso, y más allá de la lógica celebración por el triunfo que garantiza un tercer período al frente del Palacio Municipal 16 de Julio, la última performance electoral es un llamado de atención.

Y así como desde 2015 el oficialismo, ante cualquier crítica, esgrimía que tenía el apoyo del 65% de los carlospacenses y se mostraba como una fuerza en ascenso; en 2019 el panorama es completamente diferente, ya que el 64% de los votantes le dio la espalda y prefirió apoyar otro proyecto político.

Y esto dentro de Carlos Paz Unido lo saben.

Nota correspondiente a la edición n° 543 del periódico La Jornada, del 31 de julio de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here