Gianluca y Santino, estaban unidos a la altura de la pelvis y compartían genitales, aparato digestivo y sistema urinario.

Gianluca y Santino Figueroa, dos gemelos que eran siameses, a los diez meses fueron separados en una intervención quirúrgica histórica en Argentina.

Los pequeños estaban unidos a la altura de la pelvis y compartían genitales, aparato digestivo y sistema urinario.

La operación, que se realizó el 22 de junio en la Fundación Hospitaliaria de barrio Núñez, duró 9 horas y participaron 44 profesionales: desde directivos de la institución hasta cuatro cirujanos pediátricos, dos cirujanos plásticos, tres urólogos, un cardiólogo, tres anestesiólogos, enfermeros, médicos legistas, abogados y auditores médicos.

Sus padres, Evelyn y Jonatan Figueroa, recibieron la noticia a los tres meses del parto en la primera ecografía obstétrica. Con 17 semanas de gestación, la obra social los derivó a la Fundación Hospitalaria, desde donde se hizo un seguimiento especial. Se realizaron interconsultas entre especialistas experimentados para que a la semana 22 del embarazo, la doctora María Junes le colocara un “pesario de Arabin” (dispositivo intravaginal) a la madre en procura de prevenir un parto prematuro y conducir la gestación a un parto programado sin complicaciones.

Con 34 semanas y por cesárea, los bebés nacieron el 20 de septiembre del 2018. Hoy, tras la intervención, pueden disfrutar de su pequeña independencia junto a sus padres.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here