Con una inversión que supera los 11 millones de pesos, comenzaron los trabajos de reparación y construcción de defensas en la costanera norte, más específicamente entre las calles Artigas y la plazoleta Raúl Alfonsín.

Cabe recordar que la obra se había adjudicado en 2018 a la empresa Cavicor que, luego de comenzar a ejecutar el contrato, entró en procedimiento de quiebra judicial no pudiendo realizar la misma. En un segundo llamado –realizado en junio pasado– fue adjudicada a la empresa Arico que ya inició con los trabajos; aprovechando que el lago San Roque continúa en bajante; otro de los condicionantes para completar la obra.

De esta manera, el municipio busca resolver un problema de vieja data por lo que se diseñó un proyecto tomando experiencias de otros lugares como el de la laguna de Mar Chiquita.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here