Argumentó que los padres de Javier Matías Darroux Mijalchuk no figuran en registros de desaparecidos.

El secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural Claudio Avruj declaró a el diario Clarín que no está demostrado que el nieto 130 sea hijo de desaparecidos.

Javier Matías Darroux Mijalchuk es hijo de los desaparecidos Juan Manuel Darroux y Elena Mijalchuk. Su padre trabajaba en la Armada y su madre era ama de casa.

Sin embargo, Avruj alegó que no existen registros de los padres en el Informe de la CONADEP de 1984 ni en el Registro Único de Víctimas del Terrorismo de Estado (RUVTE).

“Sí existe filiación entre los padres denunciados como desaparecidos pero nunca fue convalidado como hijo de desaparecidos por la CONADI. Por eso, como Gobierno tampoco hemos salido a pronunciarnos sobre el nieto 130 como habitualmente hacemos con todo nieto recuperado. De todas maneras, nadie desconoce su tragedia. Es un hecho aberrante para cualquier persona ser abandonada en esas circunstancias”, afirmó Avruj para el diario Clarín.

El caso

Juan Manuel Darroux trabajó en la Prefectura Naval Argentina desde diciembre de 1961 hasta junio de 1966. De septiembre de 1969 a mayo de 1975 se desempeño en la Universidad de Morón realizando tareas administrativas y allí conoció a Elena Mijalchuk, que estudiaba la carrera de Contador Público en ese establecimiento.

Elena y Manuel formaron pareja y se mudaron juntos a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La familia de él era de San Antonio de Areco, provincia de Buenos Aires. Elena se recibió en diciembre de 1976 El 5 de agosto de 1977, en el Hospital Alemán, nació Matías, su primer hijo. Posteriormente, la pareja se mudó a Caseros con los padres de Elena. Al tiempo, ella quedó embarazada nuevamente.

Al momento del secuestro, Juan Manuel, Elena y el pequeño Javier Matías ya vivían en Caseros. Lo último que la familia supo sobre Juan Manuel fue a través de sus primos en diciembre de 1977. Juan Manuel y sus primos se habían encontrado en un bodegón en la localidad de Valentín Alsina, donde solían reunirse. Luego, Juan Manuel pidió a su primo Domingo que lo acerque hasta Paraná y Panamericana, en la zona norte del conurbano bonaerense.

Allí lo dejó Domingo, quien lo notó preocupado y volvió a pasar por el lugar, donde vio que Juan Manuel discutía acaloradamente con cuatro hombres que lo forzaron a meterse en un Chevy azul metalizado y se lo llevaron. Esa fue la última vez que se lo vio.

Elena se enteró de la situación, y a fines de diciembre de 1977 recibió una llamada y luego una carta, en la que su marido le indicaba que el 26 de diciembre debían encontrarse con unos compañeros de Capital Federal. En la víspera, Elena pidió a sus padres que la acercaran con su bebé al lugar, ubicado en Pampa entre Lugones y Figueroa Alcorta, y fue la última vez que los vieron tanto a ella como a Matías. En aquel momento, Elena estaba embarazada de dos meses. Ella fue adormecida y posteriormente arrojada al río Paraná en un vuelo de la muerte. Y Matías fue hallado días después abandonado en la zona, a tres cuadras de la Escuela de Mecánica de la Armada, y posteriormente fue puesto en adopción.

En mayo de 1999, Roberto Mijalchuk, hermano de Elena, decidió y denunció la desaparición de su hermana embarazada, su cuñado y su sobrino. La denuncia fue asentada desde ese momento en el CONADI y otra en la CONADEP.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here