El Ministro de Defensa había dicho que se trató de un “acontecimiento chiquito que no puso en jaque a la democracia”.

“El levantamiento carapintada fue un acontecimiento chiquito, no puso en jaque a la democracia”, dijo el ministro de Defensa Oscar Aguad este miércoles y levantó fuertes repudios desde el propio radicalismo.

El primero en salir al cruce de las declaraciones fue Ricardo Alfonsín, hijo del fallecido expresidente Raúl Alfonsín. “Tus dichos no hacen otra cosa que ofender a cuantos lucharon por la democracia y su consolidación, por la paz y contra la violencia. No tenés derecho falsear la historia de esa manera, ni a agraviar así a los argentinos”, expresó el referente radical en su cuenta de Twitter.

En el mismo sentido Horacio Jaunarena, quien ocupaba el cargo de ministro de Defensa durante el levantamiento carapintada, dijo: “No sé qué quiere decir el ministro, yo recuerdo que en los balcones de Casa de Gobierno estaba toda la dirigencia política bancando al gobierno constitucional”, contó.

Los organismo de derechos humanos también se sumaron a la ola de repudios contra Aguad. Con una serie de fotos de lo ocurrido en 1987 Abuelas de Plaza de Mayoafirmó: “Aldo Rico lidera el alzamiento carapintada en #CampoDeMayo. Reivindica el terrorismo de Estado y amenaza con un golpe. Mientras organismos, partidos y sindicatos marchan por la democracia, Alfonsín cede a las presiones. Un mes más tarde se aprobaría la Obediencia Debida”.

Pedido de disculpas de Aguad

A través de un comunicado el titular de Defensa pidió disculpas por sus expresiones y repudió el levantamiento que comandó Aldo Rico 32 años atrás.

“Pido disculpas si los dichos sobre ese hecho fueron mal interpretados y ofendieron a la ciudadanía”, expresó el funcionario radical.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here