El Gobierno consiguió aprobar la normativa que bancariza los aportes y recorta la publicidad gratuita en TV.

La Cámara de Diputados aprobó la ley de financiamiento político que impulsó el gobierno nacional con 147 votos a favor y 69 en contra.

“La participación de las empresas tiene una hoja de ruta, aportan más a los oficialismos, a los partidos que tienen mayores posibilidades electorales y a aquellos que tienen líneas argumentales proempresas, eso genera un desequilibrio”, dijo Agustín Rossi desde la bancada del Frente para la Victoria.

Por otra parte Diego Mestre, en representación del radicalismo, destacó la prohibición del aporte de dinero en efectivo para evitar el dinero negro proveniente del narcotráfico y el terrorismo.

Graciela Camaño, del Frente Renovador, expresó: “En 2007 tuvimos un escándalo con los laboratorios y ahora tenemos otro escándalo vinculado a algo mucho más miserable que es agarrar el padrón de los pobre y hacerlo aportar”.

La iniciativa incorpora la bancarización de los aportes de campañas para los partidos políticos que no podrán recibir de una misma persona humana o jurídica un monto superior al 2% de los gastos permitidos para esa campaña. La agrupaciones también podrán recibir aportes en especias, es decir, a través de la prestación de un servicio o la entrega de un bien.

De acuerdo a la normativa, que ya tiene aval del Senado, las contribuciones no podrán ser anónimas. Tampoco se aceptarán donaciones de entidades centralizadas o descentralizadas nacionales, provinciales o municipales; de permisionarios, empresas concesionarias o contratistas de servicios u obras públicas o proveedores del Estado; de personas humanas o jurídicas que exploten juegos de azar; y de gobiernos o entidades públicas extranjeras.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here