En otra semifinal de ensueño, el equipo de Pochettino le ganó 3 a 2 al Ajax, en Holanda, y estará en la gran cita de Madrid.

En el último suspiro. Apareció el héroe directamente de Brasil. Lucas Moura jamás olvidará la noche de Amsterdam. Mauricio Pochettino, el técnico argentino, tampoco.

Nadie podrá quejarse de falta de emociones en la Copa de Campeones. Tampoco de falta de calidad en los partidos. Las semifinales fueron un canto al fútbol. Nadie podrá objetar a los dos rivales de Madrid. Uno la gran sorpresa,Tottenham, otro la confirmación de su final fallida del año pasado, el Liverpool.

No se habían aún acomodado en la cancha y llegó el Gol del Ajax!!! Matthijs de Light a la salida del tiro de esquina, se elevó en el área chica ganándola a Delle Ali, y marcó el primero a los 4 minutos.

A partir de la apertura del marcador, el partido fue cada vez más cómodo para el local, que no sufría ante las incursiones ofensivas del Totenham, todo bien controlado y le cedía un poco el campo y pelota, a fines de que salga y deje espacios pensando en una contra.

La más clara para los spurs de Pochettino fue para el coreano Son, luego de un buen pase de Alí en diagonal, su disparo fue sin fuerza y sin ningún tipo de inconveniente para el arquero Onana.

Pero en la recta final del primer tiempo, llegó el segundo del Ajax. Gran jugada de Tadic por la izquierda, cedió a Ziyech, que  con un remate cruzado a media altura, dejó sin chances a Hugo Llorís. Obligando al Tottenham a convertir 3 goles para revertir la serie.

En el comienzo del segundo tiempo, Pochettino dispuso el ingreso del punta español Fernando Llorente por el volante de marca Wanyama, buscando reforzar el ataque y buscando el milagro.

A los 10 minutos del complemento, descontó el Tottenham, a través de Lucas Moura, que se filtró por la defensa holandesa y definió con gran calidad.

Lo imposible está de moda en las semis de la Champions. Otro gol del brasileño Moura para el conjunto del argentino Pochettino, igualó el partido, y lo dejaba a tan solo un tanto de la final.

Cuando faltaban diez minutos para el final ingresó otro argentino, Erik Lamela, para intentar el gol que lo deposite en la ansiada final.

Lo tuvo el Tottenham a la salida de un córner. El Ajax se salvó in extremis por doble partida. Un cabezazo en el travesaño y un remate rechazado en la línea por Veltman.

El final tuvo todos los condimentos de los una película de suspenso. Lo aguantaba el Ajax, hasta la aparición de Lucas Moura. Otro argentino, hace más grande al equipo de Londres.

Ahora la cita de la final enfrentará en Madrid a dos equipos ingleses (Liverpool y Tottenham) y un técnico alemán (Jurgen Klopp) contra un argentino (Pochettino).

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here