El gobierno del intendente Esteban Avilés recibió un duro revés tras conocerse el fallo de la Cámara Contencioso Administrativa de Segunda Nominación de Córdoba que determinó que la Cooperativa Integral obró conforme a derecho al momento de utilizar lo cobrado por el rubro obras. De esta manera, el Poder Judicial le negó a Avilés su pretensión de que la Coopi devolviese al municipio la suma de $6.149.093,27 cobrados en concepto de rubro obras.

El fallo, que consta en la resolución 48 de la Cámara segunda y con fecha del 10 de abril, declara la nulidad de los actos producidos y pretendidos por el intendente intimando a la Coopi a devolver las sumas que fueron invertidas en las obras de infraestructura de los servicios de agua y cloacas.

“De esta manera, al igual que como ocurrió con la obra de cloacas no finalizada, se reconoció que sólo se trató de una campaña sin fundamento en la verdad, montada con el objeto de desprestigiar a la institución”, señalaron desde la Cooperativa a través de un comunicado.

El subgerente General de la Coopi, Rodolfo Frizza, consideró que el fallo es “altamente satisfactorio”. “La resolución del fallo es absolutamente taxativa”, remarcó.

Vale recordar que el litigio por los fondos del Rubro Obras fue el segundo golpe que Avilés asestó contra la Coopi. El primero había sido su pretensión de expropiar el 48,5% del paquete accionario que la Cooperativa tiene en Carlos Paz Gas, en 2012.

En su discurso de apertura del 1 de agosto de 2013 el intendente acusaba a la Cooperativa de efectuar una “retención indebida” de más de 6 millones de pesos. En octubre de ese año el municipio intimó a la Coopi a que devolviera los fondos. La respuesta de la institución fue siempre la misma: el dinero fue invertido en infraestructura.

Desde el municipio se montó una feroz campaña, insistiendo en la acusación y para ello no se escatimaron recursos: spots televisivos, radiales, para webs. Hasta el dorso de los impuestos municipales fue utilizado para dar un mensaje falaz del que –al día de hoy- siguen sin retractarse (ver aparte).

“El perito, que fue designado por la justicia, certificó que las obras fueron realizadas. La municipalidad puso en duda que las obras hubieran sido realmente realizadas y esto fue relevado y desmentido por la Justicia”, subrayó Frizza. Y remarcó: “Si el fallo no le exige a la Coopi devolver ningún dinero, es porque la Cooperativa no robó ningún dinero. El dinero se usó para hacer obras. Esas obras han permitido garantizar la correcta prestación del servicio en nuestra ciudad”.

El recuerdo de lo sucedido con las cloacas

En el comunicado, la Coopi estableció un paragón con lo que sucedió en torno ala obra de cloacas. Vale recordar que la Coopi comenzó a construir la red domiciliaria del servicio de cloacas a fines de 2002.

El artículo 27 del pliego particular de las condiciones de obra establecía criterios para calcular el reconocimiento de la variación de costos.

“Cada vez que se produzca una variación en los costos igual o superior al 10% en los últimos valores fijados, el contratista formulará solicitud de ajuste de precio, acreditando de manera fehaciente los aumentos invocados. El precio de obra se reajustará teniendo en cuenta la incidencia porcentual que en el presupuesto de obra tengan variaciones de los componentes significativos del análisis de costos que sustenta a dicho presupuesto (…)”, se lee en la ordenanza 4071.

Pese a los reiterados pedidos por parte de la Coopi, el municipio nunca reconoció la variación de costos. La obra se fue desfinanciando hasta hacer imposible su continuidad.

El no reconocimiento de la variación de costos de la obra tuvo como consecuencia que la Cooperativa emprendiera contra el municipio un litigio judicial. El mismo terminó con un acuerdo de las partes celebrado el 26 de noviembre de 2009.

Este acuerdo fue avalado por la ordenanza 5201 en la cual se lee que, “las partes declaran saldados todos los reclamos producidos por la Cooperativa con relación a los rubros que integraron elreclamo originario, renunciando a todos los derechos que le pudieran corresponder por relación habida respecto de los contratos de concesión (…) de Obra Pública para el tendido de redes colectoras cloacales y de Obra Pública para la ejecución de cloaca máxima, estación de bombeo, impulsiones y ampliación de planta depuradora existente”.

La ordenanza lleva la firma del exintendente Carlos Felpeto y del actual mandatario, EstebanAvilés, que en ese momento se desempeñaba como presidente del Concejo de Representantes.

Pese a haber votado y ser firmante de esa ordenanza, Avilés sigue instalando en cuando micrófono le pongan que la extensión de la red de cloacas no se pudo terminar por culpa de la Coopi.

“El gobierno de Avilés ha buscado, desde hace 12 años, montar un enemigo en una ciudad donde hay una débil oposición política. Ese enemigo es la Coopi y la discusión sirve para tapar la ineficiencia de una gestión”, consideró Frizza.

Despiece 1

Lo que dice la municipalidad y lo que dice el fallo

Apenas se conoció la noticia, el municipio intentó instalar su propia versión de lo que dice el fallo. A través de gacetillas municipales y publicaciones en sus redes sociales, reparó en una parte del fallo sin dar cuenta de las responsabilidades que le caben al gobierno de Avilés por no haber autorizado el uso de los fondos que tenía que ver con la correcta prestación del servicio.

“La Justicia determinó que la actitud de la Coopi en el manejo del Rubro Obras fue irregular”, titula la gacetilla municipal.

Y sigue: “La Cámara en lo Contencioso Administrativo resolvió que: Las obras que realizó la COOPI no fueron autorizadas; la COOPI debió esperar la autorización del municipio y no lo hizo; en función que se trata de dinero público, la municipalidad entiende que la prestataria debe restituir los montos y acreditar que la totalidad de las obras fueron realizadas con valores acordes a los precios del mercado; el municipio ha ofrecido como prueba en la denuncia penal que tramita ante la Fiscalía de Primera Nominación este juicio, que da por cierto que el accionar de la COOPI ha sido irregular para determinar eventuales ilícitos”.

Pero el texto del fallo señala que “si bien las obras no fueron autorizadas por el Municipio, fueron efectivamente realizadas por la actora correspondiendo su financiamiento con el Rubro Obras, tal como venía sucediendo hasta el mes de febrero de 2013. Ello por cuanto, si bien la actitud de la accionante (Coopi) resultó irregular, pues debió esperar la autorización del concedente, salvo en el caso de las reparaciones que por su urgencia no pudieran aguardar, lo que debió acreditar tanto en sede administrativa al momento de presentar el correspondiente Certificado como en esta sede judicial; la actitud displicente de la demandada, que no dio respuesta adecuada a los reiterados pedidos de aprobación de los planes generales de obra, y el hecho de haberse manejado de dicha forma con anterioridad, esto es, ejecutar la obra y posteriormente presentar la certificación correspondiente a los fines de su aprobación y autorización a los fines de deducir su importe del rubro de que se trata”.

Es decir que el Poder Judicial da cuenta de que la Coopi fue informando de las necesidades que requería la prestación del servicio y quien se negó a atender esas necesidades fue el municipio.

Y agrega a párrafo seguido: “Tampoco ha cuestionado la demandada (municipalidad) que las obras en cuestión fueran necesarias, siendo contestes los testimonios relacionados en el carácter obsoleto de la red de distribución que hacen procedente su recambio paulatino, integrando las mismas dicha red”.

Es por todo ello que, concluye el fallo, “no resulta lógico ni razonable pretender que la actora restituya los montos de que se trata, para que luego el municipio deba proceder al pago de las obras que, más allá del carácter de urgente o programable que hayan revestido las mismas, no hay duda que fueron ejecutadas; por lo que no puede decirse que el destino que se le dio a los fondos de que se trata desvirtuaron el fin para el que el tributo de afectación específica fue creado”.

En otras palabras, el dinero reclamado fue a la prestación de los servicios de agua y cloacas.

La Cooperativa Integral pidió ser querellante en la causa por la contaminación del lago

La Cooperativa Integral presentó el pasado martes 16 de abril una solicitud para ser querellante en la causa por la contaminación del lago San Roque. La presentación fue realizada en la fiscalía número tres a cargo de la doctora Jorgelina Gómez.

“Entendiendo el carácter político y electoralista de la denuncia penal realizada por el gobierno del intendente Avilés en contra de la Cooperativa Integral acusándola de contaminar el lago San Roque”, los abogados Claudio Orosz y Julio César Martínez, junto al presidente del Consejo de Administración, Adolfo Mena, entregaron documentación y declaraciones que, según confiaron, “permitirán intervenir el proceso legal demostrando las acciones y omisiones de obligaciones por parte de la actual gestión municipal”.

La solicitud de ser aceptada como querellante se presentó en función de lo que establece el artículo 43 de la Constitución Nacional y la jurisprudencia, tanto del Tribunal Superior de Justicia como de la Corte Suprema de la Nación.

Vale recordar que la denuncia fue planteada en enero de este año por el intendente Esteban Avilés, quien acusó a la Coopi de verter líquidos cloacales sin tratar al embalse.

Orosz, abogado representante de la cooperativa, calificó de “marketinera y electoralista” la denuncia planteada por el intendente.

“Hemos presentado una enorme cantidad de documentación. Son seis carpetas que incluyen un pormenorizado desarrollo histórico del tema hasta la actual administración y que muestran los reiterados incumplimientos de la municipalidad, por acción u omisión, que ha llevado a la actual situación del lago”, dijo Orosz a VillaNos Radio.

El abogado confirmó además que pidieron que se cite a declarar “a un altísimo funcionario judicial” que en su momento llevó adelante una investigación sobre la situación del embalse.

“Nos reservamos el nombre porque lamentablemente estamos acostumbrados a los carpetazos y aprietes, una metodología que usan los servicios de inteligencia que asesoran a funcionarios”, alertó.

A partir de esta presentación, Orosz dijo esperar que “la justicia independiente asuma su rol”.

“Podrían existir delitos perseguibles de oficio como incumplimiento de deberes de funcionario público y malversación de caudales. La documentación demuestra la falacia de la gestión de Avilés, y si es analizada a fondo implicaría que los que deben ser imputados son los funcionarios municipales”, subrayó.

La Coopi planteó su apertura al diálogo con los candidatos a intendente y concejales

A través de una conferencia de prensa, la Cooperativa Integral expresó su apertura al diálogo con quienes pretendan conducir el municipio de Villa Carlos Paz en los próximos cuatro años. La invitación está abierta tanto a aspirantes a la intendencia como a las concejalías.

Según se explicó, la iniciativa surgió luego de conocerse las expresiones públicas de los candidatos Emilio Iosa (Carlos Paz Despierta) y Leonardo Mangoldt (Crecer por Carlos Paz) quienes hicieron referencia a la necesidad de abordar la situación de la prestación de los servicios que hoy brinda la Coopi.

La conferencia estuvo a cargo de trabajadores de diferentes áreas de la institución: Paola Gazzia (Facturación), Carolina Vidal (Cobranzas), Alejandro Vaccani (Sistemas) y Facundo Ganancias (Planificación).

En primer término, Gazzia contó que la idea es juntarse para que los candidatos se puedan sacar las dudas que tienen sobre agua y cloacas. “Las fechas todavía no están acordadas. De a poco iremos cursando las invitaciones porque hay muchos que no están definidos”, aclaró.

Sorprendió que quienes encararan el encuentro con los medios hayan sido jóvenes trabajadores, y no los directivos que habitualmente ocupan esos espacios. En este sentido Vidal explicó: “Representamos una dirección de nivel medio de la Cooperativa y esto nos parece muy importante por dos aspectos. Primero porque estamos frente a las elecciones que van a definir cuál va a ser el gobierno de los próximos cuatro años. Y segundo porque nosotros también estamos atravesando un proceso de transición, ya que internamente también van a ocurrir cambios en el nivel máximo de dirección”.

“Entonces, como jóvenes, estamos preocupados por los servicios y la institución en sí”, subrayó.

Vaccani enfatizó que la invitación a los candidatos no se circunscribe a habilitar una mesa de diálogo, “sino también a que recorran nuestras instalaciones para que puedan conocer cada una de nuestras plantas, los servicios que brindamos y las áreas”.

“Esto servirá para quitar dudas y misterios sobre cómo funciona la Cooperativa. Es para que vean cómo se hacen los tratamientos del agua y los líquidos cloacales y comprueben los controles que hacemos”, completó Ganancias.

Históricamente para cada elección la Coopi organizaba un debate entre todos los candidatos a intendente. En esta ocasión, y teniendo en cuenta la compleja situación que atraviesan los servicios de agua y cloacas se resolvió invitar a los diferentes postulantes con el objetivo de poder abordar los temas con mayor profundidad.

Nota correspondiente a la edición n° 540 del periódico La Jornada, del 24 de abril de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here