Un rápido repaso por las 13 listas que se presentarán para las elecciones provinciales del próximo 12 de mayo nos permite ver la escasa presencia de dirigentes de Villa Carlos Paz en puestos expectables.

Más allá del cuarto lugar en el que se ubica el intendente Esteban Avilés, y el quinto de la actual parlamentaria Mariana Caserio (ambos en la lista de candidatos a legisladores por distrito único de Hacemos por Córdoba), el resto de los dirigentes aparece muy relegado y lejos de las chances de poder desempeñarse en la arena política provincial.

Quien también tiene chances de ingresar a la legislatura es la dirigente social Alejandra Fernández de Durán, quien en esta oportunidad figura como candidata a la vicegobernación por el Movimiento de Acción Vecinal que postulaa a Kasem Merched Dandach a la gobernación.

“Como candidata a vicegobernadora y a primera legisladora provincial, voy a estar sentada en la legislatura. Hay que tener caras nuevas con ideas nuevas en la política”, dijo Fernández y aseguró que tienen serias intenciones de conseguir al menos dos bancas.

“Estamos más que seguros. Tenemos 16 legisladores departamentales, entre 28 y 30 candidatos a intendente. Es decir que dentro de la provincia tenemos un movimiento bastante importante”, afirmó. 

La actual legisladora Viviana Massare (PRO), figura en el puesto 28 de la lista que postula a Negri, muy lejos de conseguir mantener su lugar en el recinto.

La escasa proyección de los dirigentes locales a nivel provincial se evidencia mucho en las candidaturas a legislador departamental. De hecho, la representación de Punilla recae, en muchos casos, en representantes de La Falda, una localidad que en términos de caudal electoral está muy lejos de Villa Carlos Paz (La Falda tiene un padrón de 14.781 ciudadanos y nuestra ciudad ya supera los 55 mil).

En la disputa por la representación departamental solo el Frente de Izquierda y los Trabajadores lleva a una representante de Villa Carlos Paz. Se trata de la joven dirigente Fernanda Ames, quien viene de tener una fuerte militancia en la agrupación Pan y Rosas, acompañando las demandas del movimiento de mujeres y disidencias.

Nota correspondiente a la edición n° 540 del periódico La Jornada, del 24 de abril de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here