El intendente Esteban Avilés provocó un fuerte (¿e innecesario?) cruce con el Partido Justicialista provincial y local.

En una entrevista al programa VCP Hoy criticó -fiel a su estilo- a dirigentes del peronismo, del radicalismo y, en general, a todo el que piensa diferente.

De esta confrontación él emerge, según su visión, como un paladín de la coherencia.

Durante la charla, Avilés cuestionó la decisión del Comité Provincia de la UCR de intervenir el Comité de Villa Carlos Paz para evitar que “el radicalismo orgánico” se sume a Carlos Paz Unido. Y luego cargó contra el actual intendente de Córdoba y candidato a gobernador por la UCR, Ramón Mestre.

“No representa al radicalismo, representa un modelo distorsionado en lo ideológico, con un anclaje que no es realista. Yo me debo a mejorar la vida de la gente y no por el hecho de ser radical voy a encubrir situaciones obvias sobre la conducta de Mestre como intendente y de los valores que él representa”, afirmó.

En relación al peronismo, y a días de ser ungido candidato a legislador de Hacemos por Córdoba, el espacio que lidera Juan Schiaretti, tuvo fuertes críticas hacia el fallecido exmandatario José Manuel De la Sota y el presidente del PJ y actual senador nacional Carlos Caserio, a quienes acusó de poner trabas a su gestión.

“En los primeros cuatro años de gobierno (2011-2015) tuvimos una situación complicada con la provincia. Tanto De la Sota como Caserio le pusieron muchas trabas a nuestra gestión”, manifestó. Y sostuvo que, “con Schiaretti y (Carlos) Massei (ministro de Gobierno) se nos abrieron las puertas y empezamos a tener diálogo”.

En otro tramo del diálogo aseguró que en su “gestión comunitaria, tratamos de tener lo mejor de cada partido. Hemos profundizado la presencia de dirigentes justicialistas pero no los que están con Caserio con el que claramente hemos marcado diferencias de ciudad; hemos profundizado con el Frente Cívico pero no con los que representa Gispert ni Omar Ruiz, que están dentro de esta coyuntura con la Cooperativa Integral y con los que han tenido responsabilidad durante 60 años de la ciudad con el modelo de gestión que cambiamos en 2011”.

Sobre la decisión que lo llevó a integrar la lista de candidatos de Hacemos por Córdoba y su impacto en Villa Carlos Paz insistió con que, “mi relación política es con Schiaretti y Massei, en el marco de un acuerdo provincial”.

“A nivel municipal no tenemos relación con el peronismo orgánico.

No estamos parados en un vínculo con los Caserio. Nosotros representamos lo que ellos no son”, disparó en lo que se leyó como una abierta provocación.

Asimismo enfatizó que “Felpeto, Caserio, Serna, Lizarriturri, Sépola y la Coopi son los sectores que han marcado el porqué de Carlos Paz Unido”.

“Son los responsables de lo que pasó en Carlos Paz durante 60 años”, interpretó.

“Sería prudente mantener el respeto por quienes con tolerancia lo hemos recibido”

La respuesta no se hizo esperar. La legisladora Mariana Caserio difundió un comunicado donde lamentó “las palabras expresadas por Esteban Avilés”.

“Es difícil entender sus declaraciones cuando acaba de sumarse a nuestro espacio de Hacemos Por Córdoba. Sería prudente mantener el respeto por quienes con tolerancia lo hemos recibido”, señaló la parlamentaria, en referencia a que el actual intendente de Villa Carlos Paz integra la lista de candidatos a legisladores por distrito único (igual que ella) del espacio que se referencia en el gobernador Juan Schiaretti.

“Además -continuó- me siento afectada personalmente por la falta de respeto con que me trata, a lo mejor mi condición de dirigente mujer le provoca esta gran intolerancia”.

Luego se refirió a la diferenciación que Avilés hace de De la Sota y Schiaretti.

“Tenemos un gran gobernador que continúo el sendero que nos dejó otro gran gobernador, dos grandes dirigentes que van a dejar una impronta en la vida de Córdoba, de una Córdoba grande, próspera y tolerante.

Querer diferenciarlos por intereses personales es un agravio gratuito.

Pareciera que todos los problemas de Carlos Paz somos nosotros. Quisiera recordarle al intendente que nuestras gestiones provinciales desde el primer día trabajaron para esta gran ciudad, orgullo de los cordobeses, sin tener jamás una mirada del color político de quien gobierna.

Desde las válvulas del Dique San Roque hasta el nuevo Puente Uruguay.

Desde la Avda. Cárcano, el Camino a Cabalango, las nuevas escuelas, hasta el nuevo gasoducto Córdoba – Carlos Paz.

Desde las obras colectoras de cloacas y la planta de tratamiento de líquidos cloacales, hasta el Puente José Manuel De la Sota recientemente inaugurado. Siempre trabajamos por los vecinos de la ciudad”, subrayó Caserio. Y consideró, “una gran soberbia adjudicarse la representación absoluta de todos los vecinos de Carlos Paz planteando que cualquier proyecto alternativo de ciudad sería alternativo a los vecinos”.

“Esto muestra que no escucha a quienes opinamos distinto y queremos aportar ideas.

Nosotros siempre estuvimos del mismo lado, siempre trabajamos por los vecinos de Carlos Paz y Punilla, acompañando las decisiones democráticamente y respetando su investidura como intendente.

Lamento que no haya diálogo y recurra a la ofensa de esta manera, siendo que se suma a un espacio de trabajo, es una lástima que se predisponga a no conversar.

Se siente cómodo fabricando enemigos, pero nosotros no lo somos.

Es una pena. Si algo que buscamos y caracteriza a Hacemos por Córdoba es tener la humildad de escuchar, dialogar y buscar soluciones entre todos, sin excluir a nadie.

Que se quede tranquilo, nosotros vamos a seguir así, vamos a llevar adelante la idea de una Carlos Paz distinta, sin soberbia, sin enemigos y dialogando con todos”, concluyó.

Nota correspondiente a la edición n° 540 del periódico La Jornada, del 24 de abril de 2019.

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here