Las intensas lluvias, además, se cobraron la vida de dos personas. En Corrientes hubo destrozos pero no se registraron personas evacuadas.

Tras las intensas lluvias del fin de semana en Chaco y Formosa, se estima que alrededor de 5400 personas están evacuadas.

Desde Defensa Civil de la Nación informaron que en estos últimos dos días se intensificó la gravedad de la situación. Más de 2000 personas de Chaco debieron dejar sus hogares para alojarse en escuelas y centros integrales comunitarios, en tanto, en Formosa la cifra ya supera los 3400.

En el caso de Chaco, donde fallecieron electrocutados un padre y su hijo, las localidades más afectadas son Sáenz Peña (815 evacuados), Napenay (385), Las Breñas (400), Resistencia (218), La Tigra (145), Charata (82), Corzuela (47), General Pinedo (50), y Colonia Aborigen (44).

Por su parte, personal de Gendarmería y Prefectura Naval colaboran con el relevamiento y el traslado a centros de asistencia de las personas que debieron abandonar sus casas en todas las jurisdicciones afectadas por las aguas. En la localidad de Pinedo se declaró la catástrofe y recomendaron la evacuación de niños y adultos de sectores complicados.

“Llevamos gastados más de 100 millones de pesos en la atención de esta emergencia”, comentó el gobernador chaqueño Domingo Peppo, quien aseguró que “se están atendiendo las urgencias de las personas más afectadas”.

Además también se mostró preocupado por las devastadoras consecuencias económicas que tendrá esta situación. “Somos conscientes del alto impacto que tendrá en la economía provincial las miles de hectáreas de distintos cultivos que están cubiertas por agua y también en aquellos lotes donde no hay piso por exceso de lluvias”, expresó.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here