Publicidad

Este miércoles el expresidente de Perú, Alan García de 69 años, falleció tras haber permanecido internado por auto infligirse un disparo cuando era detenido.

El político tomó la decisión de dispararse una vez que arribó la Policía a su domicilio de Miraflores para hacer cumplir su detención preliminar por diez días.

Según informaron, cuando se le explicó que había una orden de detención en su contra, se comunicó con sus abogados y se escuchó un disparo.

Desde el hospital Casimiro Ulloa, donde fue asistido su abogado, Erasmo Reyna, declaró ante medios locales, en las primeras horas de internación, que el exmandatario “indignado por esta situación, ha sucedido este lamentable accidente”. Al ser indagado de si realmente fue un “accidente”, el letrado confirmó que García “tomó la decisión de dispararse”.

El “paciente ingresó con diagnóstico de impacto de bala en la cabeza, con orificio de entrada y salida. Su estado de salud es delicado. Su pronóstico es reservado”, habían indicado primeramente, por medio de un comunicado, desde el Ministerio de Salud de Perú.

El Poder Judicial había dictado orden de detención preliminar contra el expresidente en el marco de las investigaciones por el caso Odebrecht por supuestos sobornos para adjudicarse un contrato para la construcción de la línea 1 del Metro de Lima durante su segundo gobierno (2006-2011).

También trascendió que la policía logró detener preliminarmente a Luis Nava, ex secretario general de Presidencia de Alan García, y Miguel Atala, ex vicepresidente de Petroperú.

Cba24n

Compartí esta nota y seguinos en las redes
error

ESCRIBE UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here